La viuda del expresidente de Haití Moïse investigada como cómplice de su asesinato

El juez imputa a otro medio centenar de personas, entre ellas 17 ciudadanos colombianos
El presidente de Haití Jovenel Moïse con su esposa. EP
photo_camera El presidente de Haití Jovenel Moïse con su esposa. EP

Al expresidente de Haití Jovenel Moïse no lo mataron sus oponentes, sino sus más cercanos. Así lo concluye una rigurosa investigación que encabeza el juez Walter Wesser Voltaire, quien ordenó la detención y el encarcelamiento de unas 50 personas por este caso. Se trató de un complot internacional orquestado tanto en Haití como en Colombia y en Estados Unidos para contratar mercenarios con el fin de matarlo.

Moïse tenía 53 años cuando en la madrugada del 7 de julio de 2021, en su residencia de Pétion-Ville, en Puerto Príncipe, la capital de la nación, fue asesinado y su esposa, Martine Moïse, herida, tras un asalto a su domicilio particular, poniendo fin a su gobierno, que había asumido el 7 de febrero de 2017. El hoy inmolado mandatario y su viuda, sospechosa de ser cómplice del crimen, se conocieron mientras ambos eran estudiantes en la Universidad de Quisqueya. La pareja se casó en 1996. Nacieron tres hijos.

Walther Wesser Voltaire es el quinto juez que está al frente de esta investigación. Renunciaron tras amenazas de muerte tres magistrados. Uno de ellos, Garry Orélien, llegó a asegurar que el actual primer ministro, Ariel Henry, estaría relacionado con la planificación del magnicidio y vinculado a uno de los autores intelectuales.

El magistrado imputó a Martine Moïse, la viuda del expresidente, y a medio  centenar  de  personas, entre ellas 17 colombianos, por complicidad, asociación criminal, robo a mano armada, terrorismo y asesinato. Entre ellos figuran el ex primer ministro interino Claude Joseph; el exdirector de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles; el ex secretario general del Consejo de Ministros Renald Lubérice y el exministro de Interior Ardouin Zéphirin, según ha publicado el diario Gazzete Haití.