TEPCO reconoce nuevos problemas en Fukushima y siembra la incertidumbre

TEPCO añadió hoy más confusión sobre la situación de su planta nuclear de Fukushima (noreste de Japón) al admitir que el combustible del reactor 1 está parcialmente fundido y que hubo una fuga de agua radiactiva al mar procedente de la unidad 3.

La eléctrica comunicó hoy que, entre 1,5 metros y 1,7 metros de las barras de combustible del reactor 1 (que miden unos cuatro metros), quedaron expuestas al aire al comienzo de la crisis, por lo que se cree que se han fundido y depositado en el fondo de la vasija de contención del núcleo.

Tokyo Electric Power (TEPCO) aseguró que el combustible fundido se mantiene refrigerado, ya que las mediciones de temperatura del núcleo son relativamente bajas, entre 100 y 120 grados centígrados.

La empresa planea inundar con agua la vasija de contención primaria de ese reactor, dañado tras el terremoto y el devastador tsunami del 11 de marzo, y crear un sistema para mantener refrigerado el combustible.

Sin embargo, la ejecución de esta medida podría retrasarse ante esos nuevos datos sobre el estado de la unidad.

Por otro lado, una fuga de agua radiactiva detectada ayer disparó la presencia de cesio 134 y 137 en el agua del Pacífico frente a la planta nuclear, con niveles entre 32.000 y 22.000 veces superiores al límite legal.

TEPCO cree que la fuga, sellada ayer por la noche, procede del edificio de turbinas del reactor 3, pero ignora durante cuánto tiempo estuvo vertiéndose agua al mar, informó hoy la cadena NHK.

La eléctrica también planea comenzar a transferir en los próximos días agua radiactiva acumulada en dicho edificio a un depósito provisional, mientras investiga si existen otras fugas.

En abril se descubrió otro vertido de agua altamente contaminada al mar procedente del reactor 2, que los técnicos sellaron poco después.

"Pido perdón por los problemas y la preocupación causados de nuevo a los residentes, a la industria pesquera y las naciones vecinas", dijo hoy el portavoz del Gobierno nipón, Yukio Edano.

El portavoz gubernamental también pidió a la empresa que investigue lo ocurrido y que tome medidas para evitar episodios similares.

Comentarios