viernes. 22.01.2021 |
El tiempo
viernes. 22.01.2021
El tiempo

Reino Unido ya tiene dos vacunas para combatir el covid al aprobarse la de Oxford

Una investigadora trabajando en la vacuna de Oxford. EP
Una investigadora trabajando en la vacuna de Oxford. EP
La Agencia Europea del Medicamento pide nueva información a AstraZeneca para poder aprobar su preparado

El Reino Unido combatirá desde el lunes la pandemia con dos vacunas tras el visto bueno dado al preparado de Oxford y AstraZeneca por parte de los reguladores, partidarios de administrar las primeras dosis "al mayor número de personas posibles con la mayor rapidez". 

La autorización a esta segunda vacuna –tras la obtenida previamente por Pfizer/BioNTech– ha sido acogida con alivio y entusiasmo entre los expertos ante el alarmante repunte en el número de casos de coronavirus registrado en el país y sobre todo por el surgimiento de una nueva cepa mucho más contagiosa. 

En las últimas 24 horas se han comunicado otras 981 muertes, un récord diario de decesos por el virus desde el pasado abril, y otros 50.023 nuevos contagios, según confirmó este miércoles el Ministerio británico de Sanidad. 

Tras semanas de revisión a conciencia de los datos disponibles, June Raine, directora ejecutiva de la autoridad reguladora de productos sanitarios y medicinas (MHRA), dijo este miércoles en rueda de prensa que se "antepuso siempre la seguridad ciudadana" al sopesar "exhaustivamente" los datos disponibles sobre "seguridad, calidad y eficacia" del medicamento. 

Esta segunda vacuna –dos dosis completas con un intervalo de entre 4 y 12 semanas– precisa de una refrigeración normal, de entre 2 y 8 grados centígrados, y se transporta con facilidad frente a la complicación logística que plantea la de Pfizer, que ha de ser conservada a 70 grados bajo cero y entraña dificultades de distribución. 

En su rueda de prensa virtual desde Downing Street, Raine dio también nuevas recomendaciones sobre la primera vacuna autorizada, la de Pfizer/BioNTech, al precisar que puede ahora ser administrada a mujeres embarazadas o que den el pecho "si los potenciales beneficios compensan claramente los riesgos". 

El regulador aconseja que la segunda dosis de esta fórmula se administre "al menos 21 días después de recibir la primera", en lugar de "exactamente 21 días después", a fin de permitir un intervalo mayor entre ambas inyecciones. 
 

Por su lado, el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) recomendó administrar la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 "al mayor número de personas posible con la mayor rapidez" a fin de expandir cuanto antes la inmunización entre los sectores más vulnerables. 

Su presidente, Wei Shen Lim, aclaró este miércoles que no se han llevado a cabo ensayos para comparar los dos preparados y consideró que ambos deben emplearse en la primera fase del programa de vacunación nacional –que arrancó el pasado día 8– "sin preferencias", tomando en consideración "aspectos logísticos". 

Según Lim, las altas tasas de infección detectadas en el país –que supera los 70.000 muertos y los 53.000 contagios diarios– hacen que "la urgencia inmediata sea la administración rápida y en altos niveles de la vacuna". 

Ha de darse prioridad a suministrar la primera dosis de ambas vacunas a más gente y "proteger al mayor número de vidas posibles", según enfatizó, puntualizando que la segunda dosis sigue siendo importante pues "podría impactar en la duración de la protección". 

Por su parte, Munir Pirmohamed, presidente del Grupo de Trabajo experto de la Comisión sobre Medicina Humana, señaló que la segunda dosis de la vacuna de Oxford debe darse "entre cuatro y doce semanas" después de la primera. 

La evidencia científica muestra que la protección comienza tras el día 22 y dura al menos tres meses, según agregó. 

RESTRICCIONES. En comparecencia parlamentaria, el ministro de Sanidad, Matt Hancock, se congratuló de que el medicamento de Oxford sea "asequible y ofrezca esperanza, no solo a este país, sino a todo el mundo" y aseguró que habrá vacunas suficientes en Reino Unido para "todo aquel que lo desee". 

Recordó que la "amenaza del virus es real y también lo es la presión que sufre el servicio público sanitario (NHS)", al anunciar que más áreas de Inglaterra, del noroeste y suroeste del país, serán incluidas en el máximo nivel de restricciones desde la media noche de este jueves, último del año, se recomienda permanecer en casa. 

Además, los centros de secundaria y las universidades del país retrasarán la vuelta a las clases tras las vacaciones de Navidad hasta el próximo 18 de enero ante la situación de la pandemia, anunció este miércoles el ministro de Educación, Gavin Williamson. 

Williamson precisó que la mayor parte de escuelas de educación primaria del país sí reabrirán físicamente el próximo día 4, como estaba previsto, aunque no ocurrirá así en "un pequeño número de áreas" de Inglaterra donde se registra un alto índice de infección por covid-19. 

En una rueda de prensa desde la sede del Ejecutivo, el primer ministro británico, Boris Johnson, instó a la población a "seguir las reglas, proteger al NHS y, juntos, hacer que el 2021 sea el año en que dejemos atrás este túnel". 

El líder tory se refirió al aumento de las restricciones -que afectarán al 75 % del país, unos 20 millones de ciudadanos- al urgir a la ciudadanía a "redoblar ahora los esfuerzos" para combatir el virus. 

La Agencia Europea del Medicamento pide nueva información a AstraZeneca para poder aprobar su vacuna 
La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha pedido a la compañía AstraZeneca, nuevos datos sobre "calidad, seguridad y eficacia" para poder autorizarla en la Unión Europea. 

"Se considera que se necesita información científica adicional sobre cuestiones relacionadas con la calidad, la seguridad y la eficacia de la vacuna para respaldar el rigor que se requiere para una autorización condicional de comercialización, y así se ha solicitado a la empresa", ha señalado la EMA en un comunicado. 

El organismo regulador europeo aún no tiene una fecha para la aprobación de esta vacuna, autorizada este miércoles en Reino Unido como uso de emergencia, pero está realizando una evaluación continua, al igual que con la de Moderna, que "ha progresado en las últimas semanas". 

En este contexto, el organismo regulador ha justificado por qué se ha autorizado ya en Reino Unido y no en la Unión Europea: "La EMA es consciente de que Reino Unido ha concedido una autorización temporal para el suministro de la vacuna en el marco del uso de emergencia, que es distinta de la autorización de comercialización. La EMA, sus expertos europeos y la Comisión Europea están trabajando para conseguir una autorización de comercialización condicional de las vacunas con todas las salvaguardias, controles y obligaciones que esto impone. Y garantizar que la vacuna cumple con las rigurosas normas de la UE en materia de seguridad, eficacia y calidad". 

Reino Unido ya tiene dos vacunas para combatir el covid al...
Comentarios