sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

Portugal vuelve a confinar parte de la periferia de Lisboa para contener los brotes

Dos mujeres con mascarilla pasan ante un mural que recomienda quedarse en casa. EP
Dos mujeres con mascarilla pasan ante un mural que recomienda quedarse en casa. EP
La medida afecta a 19 'freguesías' especialmente afectadas por los nuevos casos de coronavirus ► La región concentra el 77% de las nuevas infecciones registradas en el país, que suma 311 en las últimas 24 horas

El Gobierno de Portugal aprobó este jueves el "deber general de recogimiento" para 19 áreas de la zona metropolitana de Lisboa que están especialmente afectadas por brotes de coronavirus, en un intento por parar las cadenas de transmisión.

La medida implica que los residentes de esas 19 áreas, todas ellas freguesías —un órgano administrativo por debajo de los ayuntamientos— contiguas del margen norte lisboeta, solo podrán salir de casa para lo considerado esencial: trabajar, comprar alimentos y medicamentos. Además, no podrán reunirse grupos de más de cinco personas.

En total, se verán afectadas todas las freguesías que componen el municipio de Amadora y de Odivelas, seis de Sintra, dos de Loures y, ya en la localidad de Lisboa, Santa Clara. Pertenecen a los cinco municipios donde se concentran la mayoría de los brotes que afectan a la región de Lisboa, que ahora es la más afectada del país por el coronavirus, con un balance total de 17.767 casos desde que comenzó la pandemia.

Los residentes en las 19 freguesías solo pueden salir de casa para lo esencial y no se podrán reunir en grupos de más de cinco personas

Como medida intermedia, el resto del área metropolitana de Lisboa pasa a la fase de contingencia, que está entre la calamidad y la alerta.

Esta decisión complementa las nuevas restricciones aplicadas en el área metropolitana de Lisboa desde el pasado martes, que incluyen la prohibición de reunión de más de 10 personas y el cierre de todos los comercios a partir de las 20.00 horas, salvo gasolineras, clínicas, farmacias, funerarias o instalaciones deportivas. Los supermercados podrán cerrar a las 22 horas.

Con estas medidas, el Gobierno trata de contener los brotes detectados en las últimas semanas en la región, que ahora concentra el 77% de los nuevos casos registrados en el país en las últimas horas, 311 en el balance de este jueves en todo Portugal.

El Consejo de Ministros también aprobó este jueves que el resto del país pase al nivel inferior de estado alerta. En este sentido, el primer ministro luso, António Costa, aseguró en rueda de prensa que, aunque se pase al estado de alerta, los ciudadanos no deben bajar las medidas de prevención.

Por eso, a partir de ahora, Portugal aplicará sanciones de entre 100 y 500 euros para las personas que no cumplan las normas y de entre 1.000 a 5.000 euros para las empresas.

Costa subrayó que Portugal es el sexto país de la Unión Europea que más test practica por cada millón de habitante, por detrás de España —el quinto— y Chipre, Reino Unido, Lituania y Dinamarca.

Portugal vuelve a confinar parte de la periferia de Lisboa para...
Comentarios