martes. 22.09.2020 |
El tiempo
martes. 22.09.2020
El tiempo

Kamala Harris, una pionera contra Donald Trump

Kamala Harris. EFE
Kamala Harris. EFE

El demócrata Biden da en el clavo al elegir como candidata a vicepresidenta a una exrival, mujer afroamericana, apadrinada por Obama y decidida a romper barreras

La senadora y ex fiscal general de California Kamala Harris, elegida por el precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, para que lo acompañe como su aspirante a la vicepresidencia en las elecciones del 3 de noviembre, está decidida a romper los techos de cristal sobre la población femenina y afroamericana y sobre todo será una gran baza entre esa población contra el presidente Donald Trump. 

La senadora se convierte así en la primera afroamericana nominada para vicepresidenta en uno de los dos grandes partidos y tendrá que lidiar con críticas sobre su polémico historial de mano dura como fiscal en la era de las protestas contra la brutalidad policial y el Black Lives Matter. 

"Tengo el gran honor de anunciar que he seleccionado a Kamala Harris ,una intrépida luchadora por el ciudadano de a pie, y una de las mejoras funcionarias públicas, como mi compañera de candidatura", dijo Biden en el mensaje en el que anunció a su compañera de fórmula electoral. 

La senadora, de 55 años, hija de padre jamaicano y madre india, fue la primera mujer en ser fiscal general de California, un hito en un país donde ocho de cada diez fiscales son hombres; la mayoría, nueve de cada diez, blancos. Harris es, además, la segunda mujer negra que ocupa un escaño del Senado. 

Biden y Harris. EFE

Harris hace historia al ser elegida por Biden como la primera mujer de color que aspira a la vicepresidencia de Estados Unidos, una candidatura que quedará finalmente rubricada en la Convención Nacional Demócrata de mediados de este mes y para la que competía con mujeres de muy alto perfil, como la exembajadora ante las Naciones Unidas Susan Rice o las congresistas Val Demings y Karen Bass. 

"Joe Biden puede unir al pueblo estadounidense porque se ha pasado su vida luchando por nosotros. Como presidente, va a contribuir a un Estados Unidos que esté a la altura de nuestros ideales. Es un honor unirme a él como nominada del partido a vicepresidenta y haré lo que sea necesario para que sea nuestro comandante en jefe", señaló Harris en Twitter. 

Harris tuvo una trayectoria fulgurante hacia lo más alto del poder en Washington: graduada en Ciencias Políticas y Economía en Howard University, una de las universidades afroamericanas por excelencia, se especializó en la lucha contra el crimen y fue elegida en 2003 como fiscal general de California en segunda vuelta, cargo para el que fue reelegida en 2007 con el 98% de los votos. 

En diciembre pasado anunció que se retiraba de la contienda por la candidatura presidencial en la que competía contra Biden. 

El ala más progresistas del partido no cesó sus ataques contra Harris desde que dejó claras sus ambiciones, especialmente con el aumento del debate y las protestas contra la brutalidad policial, al considerar que en su tiempo de fiscal fue especialmente dura en su persecución de crímenes menores, que afectan especialmente a las comunidades de color. "Kamala es un poli" es uno de los ataques más repetidos contra ella tanto por activistas de izquierdas como por aquellos de extrema derecha que quieren incendiar el debate político en las redes sociales. 

Harris no renegó de su pasado e hizo gala durante su campaña de su perfil de mano dura con el crimen, con el que llevó las condenas de culpabilidad a máximos cuando era fiscal, pero también a que muchos afroamericanos pasaran largos años en prisión por crímenes que hoy no son ni considerados faltas. 

Tras la muerte a manos de la policía de George Floyd, Harris es una de las más enérgicas defensoras en el Congreso de leyes de justicia racial y asegura que existe un "racismo sistémico" en Estados Unidos y que "la brutalidad policial es un asunto de vida o muerte para las personas negras en este país". 

Harris cuenta con el apoyo de Barack Obama y su designación es un varapalo para el ala más cercana a la socialdemocracia del Partido Demócrata, que había ganado escaños los últimos años. "Joe Biden lo ha clavado con su decisión. Al elegir a Kamala Harris como la próxima vicepresidenta, ha puesto en evidencia su juicio y carácter", dijo.


Origen | Una madre activista 
Nació en 1964 en California y tras el divorcio de sus padres fue criada principalmente por su madre, creyente hindú, investigadora especializada en el cáncer de mama y activista en derechos civiles. 

Harris creció acompañando a su madre en sus visitas a India. La californiana afirma que su madre adoptó la cultura afroestadounidense, sumergiendo en ella a Kamala y su hermana menor, Maya. 

"Mi madre entendió muy bien que criaba a dos hijas negras", escribió Harris en su autobiografía The Truths We Hold. "Sabía que su país de adopción nos vería como niñas negras y estaba decidida a asegurarse que nos convertiríamos en negras orgullosas y con confianza".

La presentación de tándem Biden-Harris da inicio a la campaña más enconada

Con la presentación este miércoles de la candidatura Joe Biden-Kamala Harris para la presidencia y vicepresidencia de Estados Unidos se inicia una campaña electoral que ambos enmarcaron como una batalla por "el alma de la nación" y que deberá sobreponerse al mensaje de "nosotros o el caos" de Donald Trump y Mike Pence.

Harris, convertida en la estrella del momento tras el anuncio de su nominación, apareció por primera vez con Biden en un evento en Wilmington (Delaware), lugar de residencia del líder demócrata y, a causa de la pandemia, el principal centro de la campaña electoral demócrata.

"Esta es una lucha por el alma de Estados Unidos y es un orgullo que Kamala esté a mi lado en esa batalla", aseguró Biden en este evento, que, a la espera de las convenciones demócrata y republicanas a finales de este mes, marca el inicio oficioso de una campaña que se espera agresiva, con la pandemia de coronavirus y la crisis económica en el centro del debate.

Harris advirtió de que el país sufre "una crisis de liderazgo" y afirmó que está "lista para empezar a trabajar" en una nueva administración a partir de enero de 2021, cuando el ganador de las elecciones generales del 3 de noviembre asumirá su nuevo mandato.

"Estoy orgullosa de estar a tu lado y lo hago consciente de las mujeres heroicas y ambiciosas que me precedieron", señaló la senadora, que era una de las políticas que estaba en la puja por ser la número dos en la papeleta demócrata.

Kamala Harris, una pionera contra Donald Trump