Viernes. 24.05.2019 |
El tiempo
Viernes. 24.05.2019
El tiempo

"Un panorama esperanzador"

Venezolanos residentes en Galicia ven luz al final del túnel pero al mismo tiempo piden cautela y temen que se derrame sangre

La cada vez más numerosa colonia venezolana en Galicia se muestra cauta ante lo que está sucediendo en su país, pero al mismo tiempo ve "un panorama esperanzador" para que se acabe lo que algunos califican como la "dictadura" de Nicolás Maduro y los chavistas. De todos modos, prefieren mantener cierta cautela porque, en ocasiones precedentes, el presidente de Venezuela mostró gran capacidad de resistencia. El papel del pueblo y sobre todo del Ejército lo ven fundamental de cara a un futuro.

Lisbet RojasLisbet Rojas, abogada que ejerce en un despacho de la calle García Barbón, en pleno centro de Vigo, desea que "esta vez sea la definitiva", pero prefiere optar por la cautela.

"La gente está llena de esperanza, pero la situación me resulta extraña, la aparición de Leopoldo López después de muchísimos años..., no quiero dar expectativas que después no se cumplan".

Rojas, por otra parte, tilda de "lamentable" lo sucedido este martes en las calles de Venezuela, con "tanquetas pasándole por encima de la gente, algo terrible, que en el siglo XXI esté sucediendo esto".

Al mismo tiempo, advierte de que "tampoco te puedes fiar de toda la información que recibes", a lo que añade que "ya no sé lo que tiene que suceder en nuestro país para que la comunidad internacional tome cartas en el asunto".

20 AÑOS. La letrada subraya que "el pueblo lleva 20 años sometido. Yo puedo hablar en primera persona porque tengo allá a la mayoría de mi familia y sé lo que está sufriendo esa gente".

Rojas colabora habitualmente con sus compatriotas. "Enviamos kilos de medicamentos cada 15 días", concluye.

Jorge GonzálezJorge González, mecánico del sector de la automoción que lleva 25 años viviendo y trabajando en la provincia de Pontevedra, es pesimista en cuanto al posible éxito de la nueva maniobra iniciada este martes por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

"No creo que vaya a llegar a buen puerto. Pienso que van a volver a meterles presos (en alusión a Leopoldo López)".

González es uno de tantos venezolanos en el exterior que mantiene la esperanza de que antes o después se produzca el cambio, aunque siente que en este caso no será posible.

DIFÍCIL. "Lo veo difícil. Ojalá me equivoque". Este ciudadano venezolano en el exterior opina que "por lo que he visto hasta ahora, salió poca gente a las calles, y para que algo así triunfe en mi país la fuerza tiene que ser enorme, tremenda".

El mecánico, que atendía este martes a este periódico a última hora de la tarde y que no disponía aún de todos los datos (que, por otra parte, tampoco son fiables al cien por cien debido a las cortapisas existentes en el país), manifestó que para que una maniobra de estas características es necesario no solo el apoyo castrense que, por lo que parece, está logrando Guaidó, sino también de los ciudadanos. "La gente tiene que salir a la calle en masa, y no solo los militares, sino también los civiles".

Ysabel RenoLa venezolana Ysabel Reno, que en 2014 había protagonizado una huelga de hambre ante el consulado de su país en Vigo, y que fue agredida por condenar la "represión" de la Guardia Nacional Bolivariana en las protestas que se estaban registrando entonces en Venezuela, aplaude que se haya registrado "el paso que necesitaba" el presidente Juan Guaidó. "Llegó el momento del cese a la usurpación. Para los venezolanos que estamos fuera y para los que están en ese país porque supone el inicio de la transición y a la anhelada libertad que tanto necesita el pueblo venezolano".

Ysabel, que reside en la ciudad olívica desde hace once años, reconoce que está "ilusionada" con la maniobra del presidente de la Asamblea Nacional. "Venezuela necesita con urgencia la llegada de ayuda humanitaria porque la gente se está muriendo de hambre. Es el momento de la libertad de nuestro país".

Además, Ysabel señala que las Fuerzas Armadas venezolanas "han dado un paso muy importante en apoyo de Juan Guaidó con la intención de poner fin a la dictadura de Nicolás Maduro. Éste ha sido un hecho histórico con el que estoy muy contenta".

Oleydis CarpiosOleydis Carpios, que desde hace siete años reside en Vigo, donde trabaja como fisioterapeuta, señala que "desde hace bastante tiempo estábamos esperando a que tuviese lugar una movilización significativa" contra el Gobierno de Maduro. Está convencida de que el movimiento de las Fuerzas Armadas en apoyo al presidente encargado, Juan Guaidó, "acarreará consecuencias", en concreto "la muerte de mucha gente" porque, dice, "en este proceso hay muchos intereses y muy fuertes, con corrupción desde los estratos más bajos hasta los más altos. Hay mucho dominio, control y poder por parte de la gente que ha permanecido en el Gobierno durante tantos años. La cosa no va a resultar fácil pero estoy esperanzada al ver cómo un grupo de militares han liberado a Leopoldo López". Además, elogia la "persistencia inteligente" con la que Juan Guaidó ha dirigido el proceso.

Oleydis lamenta no poder estar en estos momentos en su país, acompañando a la gente que ha salido en la calle. "La manifestación de la gente en la calle va a ser el reflejo del apoyo a este movimiento, con el que a ver si de una vez por todas se acaba con la dictadura de Maduro".

En su opinión, la movilización para la transición será imparable "siempre y cuando la gente se mantenga en la calle para que se vea la unidad, a pesar de que los adeptos al Gobierno de Nicolás Maduro y de la cúpula militar puedan arremeter contra la gente".

Bernardo Gamallo llegó a Galicia hace dos décadas y actualmente preside Asovedra, el colectivo que aglutina a los venezolanos de la ciudad, que este martes estuvieron muy atentos a los acontecimientos que se desarrollaron en su país natal.

Pese al tiempo que lleva fuera de su tierra, también estuvo pendiente de la actualidad de su tierra. "Espero que no haya derramamiento de sangre", algo que tampoco sería extraño en Venezuela. "Cada cierto tiempo suceden situaciones así", apunta.

De este modo, con cautela, prefiere esperar "a ver cómo se desarrollan los acontecimientos". En su país natal apenas le queda familia, pero sí es consciente de lo dura que es la vida diaria. "Tengo una tía muy mayor, la pobre vive en su mundo, y menos mal que mis primos hacen cola por ella y le compran comida... Todo lo que se ve en televisión -sobre desabastecimiento y cortes de luz- es real. Es lo típico de allá", lamenta.

Así, Gamallo recuerda que Chávez "llegó al poder así, en su época" y que, aunque él no se encuentra entre ellas, sí hay muchas personas que "pedían" que los militares dieran un paso adelante y apoyaran a la oposición a Maduro, incluso con movilizaciones tan intensas como las que llenaron las calles de Caracas, ya que en Venezuela "está socialmente aceptado".

ana gonzalezPese a su juventud, Ana González lleva muchos años lejos de Venezuela, pero esta viguesa de adopción mantiene familia allá y contacto diario con un grupo de amigas en su país natal, que este martes le inundaron el móvil de imágenes y vídeos de las movilizaciones por las calles de Caracas. "Estamos contentas de que Leopoldo esté en la calle".

"El panorama está bastante animado, es esperanzador. Se está uniendo mucha gente del Ejército" a Guaidó "y cada vez tienen más fuerza", ya que la ciudadanía en la calle también los apoya. Apunta que esperaban este paso adelante "desde hace tiempo" y "confiamos en que se unan más policías y militares", afirma después e hablar con una de sus amigas, "que lleva toda la mañana en las movilizaciones". En ellas, destaca, se pueden ver escenas que las llenan de esperanza, como trabajadores del Gobierno que se unen al cambio.

"Un panorama esperanzador"
Comentarios