sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

La niña siria que no tenía miedo a las bombas ya está en Turquía

Salwa logró penetrar, junto a su padre y a su madre, en suelo turco

La pequeña Salwa, que se hizo famosa por un vídeo en el que se veía cómo no le tenía miedo a las bombas, ha logrado huir de Siria y se encuentra, junto a su padre y su madre, en suelo turco. 

La niña, de 3 años, ya distingue lo que es un avión de guerra y si este lanza un misil o no, pero cada vez que lo escucha mira a su padre para saber si reír o llorar, aunque siempre acaba a carcajadas porque cree que son fuegos artificiales.

Abdullah Mohamed, el padre de la menor, grabó un vídeo de él y de su hija en el momento en el que proyectiles caían cerca de su hogar. En vez de llorar, Salwa miró a su padre y ambos rieron en el sofá mientras seguían los ataques, una escena de 20 segundos que fue publicada en Twitter y se difundió profusamente por internet. 

"Era la festividad musulmana del Eid al Adha (Fiesta del Sacrificio) hace un año y medio cuando Salwa vio cómo los niños disfrutaban de fuegos artificiales en el mismo momento en que hubo de repente un bombardeo", explica a Efe por teléfono Abdullah, de 32 años, desde una ciudad en la frontera turco-siria, que prefiere no mencionar por motivos de seguridad.

"La llevé al balcón y ella vio a los niños y los fuegos artificiales. Desde entonces, se cree la historia de que las bombas son fuegos artificiales. Después de unos días, ocurrió lo mismo y aproveché y le conté la misma historia. Ella me creyó", cuenta Mohamed.  "En el vídeo le pregunto si es un avión o un misil. Ella me dice que es un misil. Ya empieza a saber lo que es", explicó entonces el padre.

La niña siria que no tenía miedo a las bombas ya está en Turquía
Comentarios