viernes. 06.12.2019 |
El tiempo
viernes. 06.12.2019
El tiempo

Mugabe hace oídos sordos a las condenas y prepara su investidura

Protestas contra Mugabe en Alemania (EFE)
Protestas contra Mugabe en Alemania (EFE)

Zimbabue espera que su Comisión Electoral (ZEC), anuncie en unas horas los resultados del recuento de los votos de las polémicas elecciones presidenciales, que han contado con la única participación del actual presidente del país, Robert Mugabe.

La segunda vuelta de los comicios se celebró el viernes sin la concurrencia del principal candidato opositor, Morgan Tsvangirai, en medio de un clima de violencia e intimidación ejercido por el gobierno de Mugabe y una creciente presión de la comunidad internacional.

Fuentes gubernamentales apuntan a que el mandatario zimbabuense, que lleva 28 años en el poder, juraría el cargo como presidente mañana domingo, a pesar de las condenas internacionales y las amenazas de sanciones.

A eso se añade el hecho de que expertos han declarado la ilegalidad de las elecciones, al margen de la violencia. La ley electoral del país marca que la segunda vuelta debe celebrarse antes de 21 días después de la publicación de los resultados de la primera ronda, y en este caso se ha tardado ocho semanas.

El mundo cuestiona a Mugabe
El futuro gobierno de Mugabe nacerá más que cuestionado desde la comunidad internacional. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ordenó este sábado la imposición de sanciones sobre "el gobierno ilegítimo de Zimbabue".

"Puesto que el régimen de Mugabe ha ignorado descaradamente la voluntad democrática de los zimbabuenses y sus derechos humanos, he dado instrucciones a la secretaria de Estado (Condoleezza Rice) y al del Tesoro (Henry Paulson) para que ponga en marcha sanciones contra el gobierno ilegítimo de Zimbabue y aquellos que les apoyan", explicó Bush.

Los países integrantes del G8 ya dijeron el viernes desde su reunión en Kyoto que no aceptarán los resultados de los comicios. Según este grupo, debería respetarse la voluntad que expresó el pueblo de Zimbabue tras la primera ronda, en la que el partido de Tsvangirai, el MDC, se hizo con el poder en el Parlamento y ganó a Mugabe con un 47,9% de los votos.

También la ONU y países de la Unión Europea como Gran Bretaña y Francia han expresado su desacuerdo con el desarrollo de los comicios.

Pero pese a las críticas de la comunidad internacional todo parece indicar que Mugabe se dirige a una impúdica 'victoria' en unas elecciones boicoteadas por la opoisición y que se han convertido en una especie de 'autohomenaje' al presidente del país.

Mugabe hace oídos sordos a las condenas y prepara su investidura
Comentarios