sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

157 muertos en Guinea por los palos de la policía

La represión policial emprendida este lunes contra una manifestación en Guinea se ha cobrado ya 157 vidas. Se habían reunido en Conakry para protestar contra la posible candidatura del jefe de la junta militar, el capitán Moussa Dadis Camara, en las elecciones presidenciales de enero.

El presidente de la Organización Guineana de Derechos Humanos, Thierno Maadjou Sow, ha indicado que estas cifras se basan en las facilitadas por los hospitales de Conakry y no incluyen los cadáveres que aún no hayan ingresado en los centros. Asimismo, Sow ha estimado en 1.250 el número de heridos por los enfrentamientos del lunes.

Les dejan entrar, pero no salen
Pese a la prohibición de las autoridades, decenas de miles de simpatizantes de una coalición de partidos de la oposición opuesta a la candidatura de Camara se reunieron frente a un estadio deportivo con la intención de manifestarse en este recinto. Los militares les dejaron pasar al interior, pero a continuación cerraron las puertas detrás de ellos.

Pocos minutos después, según Radio France Internacional (RFI), los soldados dispararon a los manifestantes, que se vieron obligados a salir, en medio de escenas de pánico, por la única puerta que había quedado abierta.

"Los soldados disparaban a la gente y los que intentaban salir del estadio eran capturados y liquidados con bayonetas", ha declarado un activista guineano de Derechos Humanos, Souleymane Bah. "Vi cómo los soldados desnudaban a las mujeres, las abrían de piernas y las pateaban en sus partes íntimas con las botas", ha asegurado por teléfono.

Francia condena la represión
Francia, antigua potencia colonia, ha condenado "con la mayor firmeza" la "represión violenta" contra los manifestantes y Estados Unidos se ha mostrado "profundamente preocupado". El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado el "excesivo uso de la fuerza" contra los opositores y se ha mostrado "horrorizado" por la muerte de manifestantes.

Por su parte, la Unión Africana (UA) ha anunciado en un comunicado que la Comisión de la Unión "está preparando un informe sobre los acontecimientos en Guinea y sobre las medidas que se adoptarán, que incluyen posibles sanciones".

Un total de 87 cuerpos fueron recogidos en el estadio '28 de Septiembre', donde tuvo lugar a protesta hasta que las fuerzas de seguridad comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas y a disparar sobre los manifestantes.  El resto de los muertos han caído en las calles debido a la actuación de la policía.

Varios líderes de la oposición heridos
Además de los fallecidos, cientos de personas resultaron heridas, entre los que se encuentran dos ex ministros y líderes de la oposición, Cellou Dalein Diallo y Sidya Touré, cuyas casas fueron saqueadas por los militares. Ambos opositores fueron llevados al campo militar Alpha Yaya Diallo, sede de la junta militar que gobierna Guinea desde el golpe de estado del pasado 23 de diciembre, y posteriormente fueron trasladados a una clínica, donde recibieron tratamiento médico.

Touré denunció este martes la brutalidad de la intervención policial, especialmente la ejercida por la Guardia Nacional, a la que acusó de comenzar a dispersar a los manifestantes con una "clara voluntad de eliminarlos". El ex primer ministro François Fall, por su parte, denunció violaciones colectivas de mujeres por las fuerzas de seguridad, tanto en el recinto del estadio como en los cuarteles, lo que calificó de crimen contra la humanidad, por lo que pidió que se envíe a los responsables al Tribunal Penal Internacional.

En el mismo sentido, Moukhtar Diallo, líder de las Nuevas Fuerzas Democráticas, un pequeño grupo opositor, denunció en declaraciones a los periodistas la violación de mujeres por los efectivos de las fuerzas de seguridad en el recinto del estadio.

Los 'pro-derechos humanos' se suman a la condena
Cientos de manifestantes han sido detenidos por los servicios de seguridad que realizan patrullas por las calles de la capital, que ha recuperado con una relativa tranquilidad aunque permanezca la tensión en algunos barrios populares. Varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han condenado las acciones violentas de la Policía de Guinea y exigido una reacción urgente de la comunidad internacional.

Según el Encuentro Africano para la Defensa de los Derechos Humanos (RADDHO), con sede en Dakar, la crisis política de Guinea se ha originado por la voluntad de la junta militar de imponer la candidatura de Camara en las elecciones del próximo enero.

Una candidatura de Camara supondría el incumplimiento de su compromiso de devolver el poder a los civiles tras un año de transición, dijo a los medios de comunicación el vicepresidente de la RADDHO, Aboubacry Mbodj.

157 muertos en Guinea por los palos de la policía
Comentarios