martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

La democracia se tambalea en Guinea Bissau ante un posible golpe de estado

La situación política es ''incierta'' en Guinea Bissau, tras el intento de un grupo de militares de destituir al primer ministro, que se negó a presentar su dimisión, y de que un coronel del Ejército se haya autoproclamado jefe del Estado Mayor Central, según ha informado la oficina de la ONU en Bissau. Horas después, el presidente del país, Malam Bacai Sanha, afirmó que ''la situación está bajo control''.

Valdimir Montero, portavoz de Naciones Unidas en Bissau, dijo que un grupo de militares detuvo a las 11.30 hora local (10.30 GMT) al primer ministro, Carlos Gomes Junior, le llevaron a su despacho y le exigieron su dimisión, que se negó a presentar, mientras el coronel Antonio Indjai, se autoproclamaba jefe del Estado Mayor Central. Este mismo portavoz señaló que Sanha mantuvo una reunión con Indjai y ''ahora estamos viendo qué sucede con (el almirante José Zamora) Induta'', jefe del Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas, que está detenido, junto con otros 40 oficiales, por los militares amotinados.

Gomes Junior fue trasladado posteriormente a su domicilio, donde se ignora cual es su situación, y, en conversación telefónica desde Bissau, Montero reconoció que ''se teme'' que pueda ser el principio de un nuevo golpe de estado.

Militares narcotraficantes
Los hechos se produjeron minutos después de que el almirante Bubo Na Tchuto, ex jefe del Estado Mayor de la Armada, acusado de intentar dar un golpe de estado contra el asesinado presidente Joao Bernardo Vieira, abandonara, acompañado por militares, la sede de la ONU en Bissau, donde estaba refugiado desde hace varios meses. Tchuto, que está acusado de colaborar con narcotraficantes sudamericanos en el traslado de cocaína hacia Europa, huyó a Gambia tras ser acusado de intentar matar a Vieira en 2008, pero regresó hace pocos meses para refugiarse en la oficina de la ONU en Bissau.

El coronel Indjai, subjefe del Estado Mayor Central, se proclamó jefe de ese órgano militar tras separar del cargo al almirante Zamora Induta, mientras en la ciudad de Bissau, según explicó Montero, un millar de personas se manifestaban en contra de un eventual golpe de estado y en favor de Gomes Junior. Ante esta manifestación, Indjai prohibió cualquier tipo de concentración en la calle y amenazó con disparar contra quienes se manifiesten.

Después de las amenazas de Indjai, ''hay poca gentes en las calles y las tiendas están cerradas, mientras la situación es incierta'', reiteró Montero.

Otra fuente de la ONU en Bissau, que pidió no ser identificada, dijo que tras estos movimientos de los militares ''está el problema del tráfico de drogas en Guinea Bissau, que se ha convertido en un narcoestado donde enfrentas varias bandas que controlan a distintos grupos de militares''. Desde hace varios años, Guinea Bissau y otros países de África occidental se han convertido en plataformas de paso hacia Europa de la cocaína producida en Suramérica, según ha señalado Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (ONUDD).

Guinea Bissau celebró elecciones presidenciales en julio de 2009, cuatro meses después de que el presidente Vieira muriera tiroteado por un grupo de soldados, aparentemente en venganza por la muerte -el día anterior en un atentado con coche bomba- del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, general Tagme Na Wai. Las elecciones las ganó Sanha, quien mantuvo como primer ministro a Gomes Junior, que ya ocupaba el cargo con Vieira.

La democracia se tambalea en Guinea Bissau ante un posible golpe de...
Comentarios