Martes. 25.06.2019 |
El tiempo
Martes. 25.06.2019
El tiempo

Guaidó regresa a Caracas sin ser detenido y mantiene el pulso con Maduro

Juan Guaidó, este lunes en Caracas. RAYNER PEÑA (EFE)
Juan Guaidó, este lunes en Caracas. RAYNER PEÑA (EFE)

Si el Gobierno encarcela al presidente "encargado" se arriesga a una fuerte reacción dentro y fuera de Venezuela, y si no le arresta incumple una promesa y pierde el desafío lanzado por los opositores

El presidente "encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha llegado este lunes al Aeropuerto Internacional de Maiquetía de Caracas superando los controles de seguridad sin ser detenido como se temía. Recibido por una multitud de simpatizantes al grito de "¡Guaidó, Guaidó!", el líder opositor ha respondido a sus seguidores con una amplia sonrisa. El joven político ha vuelto a poner en jaque al chavismo y ha protagonizado un nuevo pulso contra el Gobierno de Nicolás Maduro que anunció que llevaría al líder opositor ante la Justicia por violar una orden que le prohibía salir del país.  Los embajadores de España, Francia, Alemania, Portugal, Chile y Argentina, entre otros, recibieron a Guaidó en el aeropuerto.

"¡Ya en nuestra tierra amada! Venezuela, acabamos de pasar migración y nos movilizaremos a dónde está nuestro pueblo", ha publicado Guaidó a través de su cuenta en Twitter. A lo largo del día, Guaidó ha ido mandando mensajes a sus seguidores y al mundo entero, pendientes de saber qué sucedía con su anunciada detención por haber incumplido una orden de salida.

Guaidó, reconocido como presidente por más de medio centenar de países, ha convocado una nueva jornada de protestas en varios puntos del país. El líder opositor salió de Ecuador este domingo por la tarde y participó este lunes en la concentración de Caracas, donde fue recibido por miles de simpatizantes.

La expectación internacional es máxima porque el régimen chavista puede desencadenar un nuevo terremoto dentro y fuera de sus fronteras si decide encarcelar al líder opositor. No obstante, si finalmente no da ese paso, sería lo mismo que reconocerle a Guaidó una clara victoria frente a un Maduro que ha asegurado a lo largo de la pasada semana que su oponente sería apresado en cuanto cruzara la frontera de regreso a Venezuela tras una gira por varios países de Latinoamérica donde ha sido recibido con honores de jefe de Estado.

El reto al Gobierno de Maduro es enorme. De hecho, el propio Guaidó ha reconocido que si el régimen bolivariano se atreve a detenerle "será uno de los últimos errores que cometan".

ENTRADA EN EL PAÍS. Guaidó relató que fue recibido por la policía migratoria a la voz de "bienvenido, presidente" lo que evidencia una vez más, dijo, que la cadena de mando en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y en los cuerpos de seguridad "está rota" por la "ilegitimidad" de Maduro.

"Las Fuerzas Armadas, ¿qué más van a esperar? (...) Sabemos que el 80% está a favor del cambio, lo sabemos, se han comunicado con nosotros, nos han hablado", remarcó tras asegurar que se siente "más fuerte que nunca" en su empeño de lograr el cese de Maduro como "usurpador", un Gobierno de transición y unas elecciones libres.

Dijo a los militares que, como jefe del Parlamento y como presidente encargado, "pide, exige, ordena" que "detengan definitivamente a los colectivos y presos que actuaron el 23 de febrero" como brazo armado del chavismo y reprimieron a los ciudadanos que ese día pidieron el ingreso de la ayuda humanitaria al país.

Guaidó también convocó a nuevas manifestaciones el próximo sábado, cuando prevé que los ciudadanos vuelvan a las calles de Venezuela "decidida y determinadamente para movilizarse en búsqueda de su libertad".

Agradeció también el apoyo que recibió durante su gira por Suramérica por parte de los gobiernos de Iván Duque, Jair Bolsonaro, Mario Abdo, Mauricio Macri y Lenín Moreno, y aseguró que contará con el respaldo de estas administraciones en su lucha contra el chavismo que gobierna Venezuela desde 1999.

Guaidó regresa a Caracas sin ser detenido y mantiene el pulso con...
Comentarios