jueves. 17.10.2019 |
El tiempo
jueves. 17.10.2019
El tiempo

Fallece el menor que comió una hamburguesa con la bacteria e.coli

El niño ingirió la hamburguesa cuando tenía tan solo 23 meses de edad. PIXABAY
El niño ingirió la hamburguesa cuando tenía tan solo 23 meses de edad. PIXABAY
Nolan llevaba ocho años sin poder hablar, caminar o alimentarse con normalidad

Nolan Moitti, un niño francés de solo 10 años, murió el pasado sábado a causa de la hamburguesa contaminada con la bacteria escherichia coli (E. Coli) que comió hace ocho años. Durante todo este tiempo había vivido con una grave discapacidad que le dejó sin poder hablar, caminar y con dificultados para alimentarse, según Le Parisien.

"Fue una dura prueba porque no dejó de sufrir por un momento: las extremidades que se deforman, los huesos se rompen, tuvo que someterse a varias cirugías, no podía comer, tragar, hablar o moverse porque ya no tenía coordinación", detalló la abogada de la familia, Florence Rault.

El pequeño padeció diabetes, "era alimentado con una sonda" y "tomaba medicamentos varias veces al día, además de tener estadías regulares en el hospital", declaró su abogada. "Su cuerpo finalmente se rindió como consecuencia de todas estas patologías que solo empeoraron y deterioraron por completo su estado de salud", agregó.

Nolan fue uno de los quince niños que se enfermaron en 2011 por ingerir medallones de carne, cuando apenas tenía 23 meses de edad.

Él fue el único que tuvo secuelas neurológicas graves, mientras que los otros desarrollaron un síndrome que tiene una alta probabilidad de alterar su función renal de por vida.

Los jefes de Seb-Cerf, que comercializaban filetes congelados con la marca Steak Country, fueron juzgados por un tribunal del norte de Francia en 2017. El ex directivo Guy Lamorlette, ahora de 78 años, fue condenado a tres años de prisión por no realizar controles sobre la carne. Después de conocer el fallo judicial, interpuso un recurso de casación a la sentencia.

Fallece el menor que comió una hamburguesa con la bacteria e.coli