Enquistada la elección de McCarthy pese a las llamadas de Trump a apoyarle

El republicano no ha conseguido los votos necesarios y el Congreso de EE UU continuaba en la noche de este miércoles sin tener presidente
El republicano Kevin McCarthy atendiendo este miércoles a los medios. SHAWN THEW (EFE)
photo_camera El republicano Kevin McCarthy atendiendo este miércoles a los medios. SHAWN THEW (EFE)

La elección del republicano Kevin McCarthy, hasta el martes favorito para convertirse en el nuevo presidente de la Cámara Baja de EE UU, continuaba enquistada en la noche de este miércoles, tras seis votaciones consecutivas –cuatro el miércoles y dos el martes– en las que no consiguió los apoyos necesarios para hacerse con el puesto.

McCarthy, que lidera a los conservadores en la Cámara Baja, donde tienen una ajustada mayoría, no logró persuadir a algunos representantes del ala más derechista de su partido, que desde el pasado martes impiden su nombramiento apoyando en bloque a candidatos alternativos. El líder republicano volvió a recabar, como en las dos votaciones anteriores de hoy, 201 votos, lejos de la mayoría de 218 que normalmente se necesita para ser elegido.

El demócrata Hakeem Jeffries, por su parte, volvió a recibir, por sexta vez consecutiva, los 212 votos de su partido.

Por último, el representante republicano por Florida Byron Donalds volvió a hacerse con los 20 votos díscolos del Partido Republicano. Hubo además una abstención republicana.

Momentos antes de la sexta votación, el líder de ese grupo de ultraconservadores, aglutinados bajo el llamado Freedom Caucus, Scott Perry, pidió el voto para Byrons en un apasionado discurso en el que animó a sus compañeros a "arreglar" Washington.

Según Perry, el hecho de que hayan pasado 100 años desde la última vez que hizo falta más de una votación para elegir a un presidente de la Cámara de Representantes es muestra de que cambiar las cosas "va a ser muy difícil".

Los ultraconservadores critican a McCarthy por no haber negociado con ellos una reforma del reglamento de los debates ni los nombres para liderar los comités del Congreso en la nueva legislatura.

El reglamento no contempla otra alternativa a que se sigan repitiendo votaciones hasta que alguien logre la mayoría necesaria.

Aunque el expresidente Donald Trump (2017-2021) pidió este miércoles a sus acólitos que cerraran filas con McCarthy, una de las republicanas rebeldes, Lauren Boebert, sugirió que el exmandatario debería llamar al dirigente conservador para pedirle que abandone.

"Republicanos, no conviertan un gran triunfo en una derrota gigante y vergonzosa", expresó Trump en su red social, Truth Social, antes del comienzo de las votaciones, aunque de poco sirvió.

Divisiones internas en el Partido Republicano

La incapacidad de los republicanos para elegir al nuevo presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha evidenciado las profundas divisiones de un partido que parece enfrentarse a la dicotomía de seguir la estela dejada por Donald Trump o mirar hacia el futuro, con un sector ultraconservador que se siente descontento y que ha presentado sus propias alternativas para liderar el partido, como el congresista ultraderechista de Arizona Andy Biggs.

Su objetivo a corto plazo es deshacerse de McCarthy, tal y como han reconocido algunos compañeros republicanos, como el congresista Bob Good, para a la larga remodelar un partido que se ha vuelto "hostil" con los sectores más conservadores.

Joe Biden: "Es vergonzoso el bloqueo de la Cámara Baja"

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó este miércoles de "vergonzoso" el bloqueo de la elección del nuevo líder de la Cámara de Representantes por las divisiones internas de los republicanos. Antes de emprender un viaje a Kentucky, el mandatario dijo a la prensa en los jardines de la Casa Blanca que el bloqueo de la Cámara Baja no es su "problema", pero advirtió a los republicanos de que el espectáculo es "vergonzoso" y "el resto del mundo lo está viendo".

El líder de la Cámara de Representantes es la tercera autoridad del país, después del presidente, Joe Biden, y de la vicepresidenta, Kamala Harris, quien también preside el Senado.

Comentarios