Viernes. 14.12.2018 |
El tiempo
Viernes. 14.12.2018
El tiempo

El Gobierno constitucional de Guinea Conakry se rinde a los militares

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

El Primer Ministro de Guinea, Ahmed Tidiane Souaré, y varios ministros de su gobierno han entregado este jueves a la junta militar que el pasado lunes dio un golpe de Estado. Los golpistas disolvieron el Gobierno y suspendieron la Constitución tan sólo unas horas después de la muerte del presidente del país, Lansana Conte.

Souaré permanecía en paradero desconocido desde entonces, aunque mantuvo contacto telefónico con los medios de comunicación, y tras afirmar que su gobierno seguía controlando el país, hizo llamamientos a la comunidad internacional para que evitase el éxito del golpe militar.

Los militares amenazaron con perseguirlos
El capitán Moussa Dadis Camara, presidente del Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD), tal como se auto-denomina la junta militar, ordenó durante la Nochebuena a Souaré que se presentara junto con su gabinete en la base militar de Alpha Yaya Diallo, en la capital guineana, Conakry, donde los golpistas han instalado su cuartel general.

Camara, quien fue elegido por sorteo por sus compañeros para encabezar el gobierno de facto de Guinea, había dado 24 horas de plazo para que las autoridades constitucionales se rindieran y advirtió de que si éstas no se avenían a las exigencias del CNDD serían "perseguidas".

Varios altos cargos militares que no se plegaron a la asonada militar, aunque tampoco ofrecieron resistencia en defensa del Gobierno, también se han presentado en el cuartel para, aparentemente, rendirse a los golpistas.

La alternativa a un 'gobierno déspota'
Camara, que hasta el momento del golpe tenía a cargo la división de combustibles dentro del cuerpo de aprovisionamiento del ejército guineano, actuó primero como portavoz del CNDD, compuesto de 32 miembros entre los que figuran 6 civiles y 26 militares, incluidos un general y 9 coroneles, además de varios tenientes coroneles.

Tras ser elegido como líder de la junta, Camara, de pie sobre un vehículo militar y envuelto en una bandera guineana, recorrió las calles de Conakry para dirigirse al palacio gubernamental y en el recorrido fue vitoreado por miles de guineanos, que denunciaban el anterior "régimen despótico" del país.

Las Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea y EE UU han condenado este reciente fracaso de la democracia en África. Guinea Conakry es el mayor exportador mundial de bauxita, la materia prima con la que se hace el aluminio. Sin embargo, las operaciones mineras no se han visto afectadas inmediatamente.

El Gobierno constitucional de Guinea Conakry se rinde a los militares
Comentarios