miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

EE.UU. y Moscú intercambian espías

Los diez detenidos en EE.UU. la pasada semana por participar de una red de espionaje al servicio de Rusia han aceptado un acuerdo con la Fiscalía norteamericana por el que se declaraban culpables de los cargos impuestos y aceptaban ser deportados a Rusia, procediéndose a un canje de agentes entre ambos países.

El acuerdo indicaba que en una 72 horas los diez detenidos serían traladados desde Nueva York a Rusia, correspondiéndole a Moscú la liberación de cuatro agentes occidentales que cumplen condenas en ese país por delitos de espionaje y que en varios casos tienen una salud delicada.

De esta forma, la deportación desde Norteamérica tuvo lugar en la noche del jueves en un avión fletado por las autoridades rusas, tal como indican medios estadounidenses. Este vuelo salió del aeropuerto de LaGuardia de Nueva York con destino inicial a Viena, donde tendrá lugar el intercambio. La agencia Itar-Tass ha anunciado la llegada este viernes del avión procedente de EE.UU. y otro de Rusia.

Los deportados son todos los detenidos en la operación realizada la semana pasada, es decir,  la periodista Vicky Peláez, su esposo, el conocido hasta ahora como Juan Lázaro y cuyo nombre real es Mikhail Anatonoljevich Vasenkov; Anna Chapman; el matrimonio Cynthia y Richard Murphy, Mikhail Kutsik , Natalia Pereverzeva y Mikhail Semenko, así como los conocidos por Tracey Lee Ann Foley y Donald Howard Heathfield.

La defensa de Peláez
En una entrevista a la BBC, el abogado de la periodista Vicky Peláez, Carlos Moreno, ha asegurado que el acuerdo por el que su cliente se confesó espía de Rusia fue "impuesto" por Washington y Moscú y "no tiene que ver con la evidencia" de la que disponía la fiscalía.

Moreno ha explicado también que en el sistema judicial estadounidense la defensa de Peláez tendría serias dificultades para demostrar la inocencia de la periodista, pues ''la culpabilidad o inocencia de Vicky Peláez la iba a determinar un jurado'', expone Moreno. ''Cuando conversamos con Vicky Peláez analizamos esos factores y la conclusión en conjunto(...) es que dentro de la situación una acusación de esa naturaleza sería muy difícil, si no imposible, de vencer'', explica el abogado.

Así, considera que sobre ella ha habido ''persecución política''. ''Pero no en el sentido de que haya un gobierno actuando para perseguirte. Hay una persecución política que ocurre por ósmosis porque el jurado, que es gente común y corriente, está bajo hipnosis'', indica Moreno.

Segín indica la BBC, uno de los fiscales ha asegurado que Peláez contará en Rusia con ''acomodamiento gratis, visas para sus hijos, pagos de gastos y unos 2.000 dólares mensuales de por vida ''.

EE.UU. y Moscú intercambian espías
Comentarios