sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Estados Unidos envía soldados a Oriente Medio e Irán anuncia que dejará de cumplir el acuerdo nuclear

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, junto a unas cabezas nucleares. EFE
El presidente de Irán, Hassan Rouhani, junto a unas cabezas nucleares. EFE
Sigue la escalada de tensión y cruces de amenazas entre los dos países tras el asesinato del comandante Soleimaní

El Gobierno iraní anunció este domingo que deja de cumplir en la práctica con las limitaciones impuestas a su programa atómico por el acuerdo nuclear de 2015, aunque continuará cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Según el comunicado oficial, el quinto y definitivo paso de reducción de compromisos nucleares "elimina la última restricción técnica que quedaba, que era el límite en el número de centrifugadoras", que era de unas 6.100 para la producción de uranio. 

El programa nuclear de la República Islámica de Irán no enfrenta así restricciones operativas a la capacidad y el porcentaje de enriquecimiento de uranio, la cantidad de material enriquecido y la investigación y el desarrollo.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Abas Musaví, explicó horas antes del anuncio oficial que ya se habían tomado una serie de decisiones respecto al quinto paso pero que estas se podían ver afectadas debido a "la situación actual".

El pasado viernes, Estados Unidos. mató en un bombardeo en Bagdad al comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, Qasem Soleimaní, y Teherán ha prometido que vengará ese crimen.

Ante estas amenazas, el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que tiene identificados 52 objetivos de Irán para responder "muy rápido" y "muy fuerte" a las eventuales represalias de Teherán.

ESTADOS UNIDOS ENVÍA SOLDADOS. Además, el Gobierno de Estados Unidos ya ha comenzado a enviar a Oriente Medio a 3.500 soldados y ha aumentado sus niveles de ciberseguridad ante las amenazas de Irán, que ha prometido vengar el asesinato del comandante iraní Qasem Soleimaní.

"Estamos preparándonos para todo tipo de respuestas", afirmó este domingo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en una entrevista en la cadena Fox.

"Estamos trabajando para reforzar nuestra postura en la región con el aumento de las tropas. También estamos actuando para proteger nuestros sistemas de ciberseguridad y asegurarnos de que están tan preparados como sea posible. Mi equipo, los diplomáticos de la región, están haciendo todo lo que pueden para estar preparados en caso de que Irán cometa el error de ir tras ellos", añadió.

Este mismo sábado, cientos de soldados estadounidenses de la 82ª división de infantería paracaidista abandonaron su base militar en Fort Bragg, en el estado de Carolina del Norte, y pusieron rumbo a Kuwait, desde donde Washington coordina sus operaciones a Irak y Afganistán.

Según dijo a Efe el teniente coronel Mike Burns, portavoz de esa unidad de infantería, el despliegue concluirá en los próximos días y su objetivo será servir de refuerzo a los entre 60.000 y 70.000 efectivos que Estados Unidosya tiene desplegados en diferentes países de la región, como Baréin, Catar y los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

SUSPENSIÓN DEL ENTRENAMIENTO IRAQUÍ. A pesar de la llegada de nuevos efectivos, la coalición internacional liderada por Estados Unidos. para luchar contra el Estado Islámico (EI) ha anunciado hoy la suspensión de sus actividades de apoyo y entrenamiento de las tropas iraquíes.

El ataque contra Soleimaní, considerado un héroe en el país persa, ha provocado una escalada de la tensión en la región y un continuo intercambio de amenazas entre Washington y Teherán.

Debido a esa tensión, el Parlamento iraquí ha instado al Gobierno a que ponga fin a la presencia de tropas extranjeras en el país.

Preguntado al respecto en Fox, Pompeo restó importancia a esas peticiones y se mostró convencido de que las tropas estadounidenses continuarán en Irak, donde han estado operando contra los yihadistas gracias a un acuerdo suscrito en 2014 entre Washington y Bagdad.

"Estamos seguros de que el pueblo iraquí quiere que EE.UU. continúe allí para luchar en una campaña de antiterrorismo", subrayó el jefe de la diplomacia estadounidense.

MIEDO A CIBERATAQUES. Más allá del miedo a ataques militares, otro de los grandes temores de la Administración estadounidense son los ciberataques, que podrían interrumpir el funcionamiento de las webs del Gobierno y provocar incidencias en infraestructuras cruciales para el funcionamiento del país, como trenes y aeropuertos.

En la noche del sábado, un supuesto grupo cibernético iraní pirateó la página web de una agencia federal estadounidense, el Programa de la Biblioteca de Depósito Federal, que ofrece información sobre programas del Gobierno.

El ataque consistió en la publicación de un mensaje proiraní en la página principal de ese programa federal junto a un montaje fotográfico en el que se ve al presidente de Estados Unidos., Donald Trump, recibiendo un puñetazo en la cara y con la boca ensangrentada, mientras por debajo de él vuelan varios misiles.

"Hackeado por piratas del Grupo de Seguridad Cibernética de Irán. ¡Esto es solo una pequeña parte de la capacidad cibernética de Irán! Siempre estamos listos", se leía también en la página.

El domingo la web permanecía inactiva y el Gobierno estaba intentando recuperarla, explicó hoy a la prensa una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional. Esa fuente indicó que, por el momento, se desconoce si los autores recibieron el apoyo de Irán.

LAS NUEVAS AMENAZAS DE TRUMP. Entretanto,este domingo  creció la polémica por unas declaraciones de Trump, que este sábado aseguró que, si Teherán toma represalias, bombardeará lugares de mucha importancia para "Irán y la cultura iraní".

La destrucción deliberada de un patrimonio histórico está considerada como un crimen de guerra por Naciones Unidas.

Preguntado al respecto en la cadena Fox, Pompeo negó que la intención del mandatario sea bombardear el patrimonio histórico iraní y aseguró que Washington solo actuará contra Irán al amparo de la ley. "Actuaremos legalmente. Siempre actuaremos dentro del sistema, siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos", aseveró.

Pompeo, que en su carrera política ha sido muy crítico con Irán, se ha convertido en el portavoz de Trump en esta crisis y este domingo concedió entrevistas a seis cadenas de televisión estadounidenses para defender la postura de la Administración.

Mientras, el presidente estuvo jugando al golf en su club privado de Mar-a-Lago, en West Palm Beach (Florida), donde se encuentra pasando las Navidades. 

Estados Unidos envía soldados a Oriente Medio e Irán anuncia que...
Comentarios