lunes. 29.11.2021 |
El tiempo
lunes. 29.11.2021
El tiempo

EXCLUSIVA

Disidencias de las FARC: "No hay plata para inversiones, pero sí para recompensas"

Operativos de la compañía Adán Izquierdo.EP
Operativos de la compañía Adán Izquierdo. EP

El periodista William Loaiza Amador, director del programa de televisión 'La Campana' que se transmite por el canal regional CNC Tuluá –departamento del Valle del Cauca, al sur de Colombia–, logró que las disidencias de las guerrillas de las Farc le respondieran un amplio reportaje por escrito

[La entrevista se publicó el 09-11-2021 en la edición digital de El Progreso, horas antes de que la prensa colombiana anunciase que el guerrillero fue abatido por el Ejército

"Señor, muchas gracias por el interés de hacernos la entrevista, como le manifestamos no es conveniente hacerla en video, así como usted nos lo propuso al comienzo, pero si accedimos a responder textualmente los interrogantes que usted nos plantea y que nosotros con mucho gusto por medio de este escrito le respondemos, mi nombre es Hugo, orgullosamente campesino y soy militante de la Compañía Adán Izquierdo de las FARC-EP".

Así quien dice llamarse Hugo, integrante la compañía Adán Izquierdo, disidencias de las Farc que operan en esta parte del país, accedió a  responder unas preguntas  que le fueron enviadas el 19 de octubre pasado. Por Hugo y el también alias Oscar, el gobierno de Colombia ofrece hasta 115.000 euros de recompensa para quien dé información de su ubicación y que permita  su captura. 

¿Cómo se fundó la Compañía Adán Izquierdo y qué motivó a sus líderes a volver a las armas después de los Acuerdos de Paz?

La Compañía Adán Izquierdo se funda en el área donde antes operaba la Compañía Víctor Saavedra, la Alonso Cortés y donde operó por muchos años el Bloque Móvil Arturo Ruiz. Lo que nos motivó a seguir como la verdadera resistencia armada es que nosotros vemos, y en su momento vimos, que las causas que en 1964 dieron origen al alzamiento armado aún siguen vigentes. Eso fue lo que se expuso cuando empezó el fracasado y mal llamado Proceso de Paz y por eso no quisimos hacer parte de esa pantomima y no hicimos dejación de armas. 

Desde entonces ¿a qué deben su expansión territorial? 

Eso se debe a que el campesinado cada día está cogiendo conciencia de clase y han visto la necesidad que hay de luchar para entre todos lograr transformar las estructuras que sostienen al gobierno, para que no sigan los de arriba imponiéndole a los de abajo, sino que sea el pueblo el que tome las riendas y corrija y dirija los destinos de la nación.

¿Quiénes son las personas que hoy hacen parte de la compañía? ¿Extranjeros, excombatientes de las FARC u otros? 

Somos los mismos combatientes que hemos estado en las FARC. Algunos que sus mandos los empujaron al proceso y luego se dieron cuenta del error y regresaron a la lucha y muchos más que se han unido solidariamente a la organización, cansados de tanta mentira, desigualdad y corrupción que hay y ha habido por parte de los distintos gobiernos.

¿Cómo ha sido el reclutamiento?

Como siempre ha sido en las FARC, voluntario, a nadie le cabe la idea de que nosotros, según los medios de comunicación, nos llevamos a los jóvenes y jovencitas obligadas a la guerrilla. Imagínese usted que yo me lo lleve obligado y luego le pase un arma, pues sería un secuestrado, armado y me tocaría vivir pendiente a qué horas usted me pega un tiro y se va. Por eso ese cuento es muy reforzado y en el campo nadie lo cree. En la ciudad, donde todos los días se repite esa gran mentira por los medios de comunicación, mucha gente que no nos conoce o no ha tenido la oportunidad de interactuar con nosotros sí se cree ese cuento, pero es solo cuestión de ponerle lógica.

¿Cuáles son las motivaciones actuales de la organización?  ¿Qué buscan? ¿Para qué?

Las mismas de siempre, no hemos cambiado nada de nuestros documentos, como la Plataforma Bolivariana por la Nueva Colombia, el Programa Agrario de los Guerrilleros, etc. Antes seguimos enriqueciendo esos documentos con nuevas ideas y propuestas para el bien de los campesinos, las negritudes, los indígenas y de las demás personas que hacemos parte del proletariado.

¿Por qué la Compañía Adán Izquierdo hace su presencia en el Valle del Cauca, en que municipios se encuentran en esta región y en que otras zonas del país? 

Ahora la Compañía, debido a su crecimiento, opera en la mayor parte de los municipios del sur, centro y norte del Valle del Cauca. Tenemos allí presencia debido a que, después del fracasado proceso de paz, los campesinos se quedaron solos y se empezó a presentar en estos lugares, donde anteriormente teníamos presencia de la organización, un problema de descomposición social que el Estado no pudo controlar o brindarle seguridad al pueblo, especialmente, en la parte rural. Se dispararon el robo, las violaciones, el consumo de drogas, los conflictos entre vecinos, el expendio de estupefacientes, así como la injerencia de empresas multinacionales con intereses extractivos de los recursos naturales, etc.

¿Desde cuando llegaron a esta zona del país, hablamos del centro norte del Valle del Cauca? 

Como Compañía, casi tres años. 

¿Qué pasó con la Compañía Víctor Saavedra que se conoció en la región, porqué ustedes la desplazaron?

Nosotros no la desplazamos, la mayoría de mandos decidieron ir al fallido Proceso de Paz y fueron los culpables que esa Compañía se acabara. 

Ustedes escogieron el nombre Adán Izquierdo (el alias de William Manjarrez) quien fue cabecilla del frente XIX de las Farc y que operaba en el departamento del Tolima, que dejó muy amargos recuerdos de luto y destrucciones entre la comunidad. ¿Así pretenden también realizar sus acciones en esta zona colombiana?

Le corrijo, nosotros no tenemos alias, tenemos un seudónimo por seguridad. Y escogimos el nombre del camarada, precisamente como homenaje a la labor revolucionaria que él desarrollo durante toda su vida guerrillera, de amor al pueblo por el que tanto luchó, contrario al comentario que usted hace.

¿Cómo se articula la Adán Izquierdo dentro del Comando Coordinador del Occidente?

La Compañía Adán Izquierdo pertenece y se subordina a las directrices emanadas del Comando Coordinador de Occidente de las FARC-EP, que a la vez recibe orientación del Secretariado.

¿Hay una comandancia directa? ¿Hay independencia? ¿Cómo se articula con los otros grupos disidentes en otras regiones del país?

Las FARC-EP tenemos unos estatutos, un reglamento de régimen disciplinario y unas normas internas de comando a las cuales nos acogemos todas y cada una de las unidades de las FARC a nivel nacional. Ya que toca el tema de las disidencias, le comento que nosotros no somos disidencias, porque nosotros no fuimos al proceso. Para que me entienda mejor le explico: si hacemos una línea desde 1964 hasta hoy donde las FARC hemos hecho un trabajo política-militar y de esa línea se salen unos mandos y unos crean un partido político, que es los Comunes, y otros crean un grupo que se hace llamar Segunda Marquetalia. ¿Quiénes son las disidencias los que seguimos en esa línea político-militar o los que se salen de ella?

Ustedes se enfadan porque el hecho que nosotros llamamos acciones terroristas a la voladura de torres y otras incursiones. ¿Si eso no son acciones terroristas, entonces qué son?

Esas son acciones dentro de una guerra revolucionaria en contra de una tiranía, pero acogiéndonos a su premisa, analicemos bien quién es el que siembra más terror ¿Quién tumba una torre para que lo escuchen y así poder reclamar sus derechos y los derechos del pueblo o el que no hace hospitales solo por falta de voluntad política y la gente se muere en el tristemente famoso paseo de la muerte, buscando atención de clínica en clínica? Eso sin hablar de los niños que se mueren por desnutrición crónica en un país tan rico como Colombia; o de como la Policía persigue a los vendedores ambulantes y los arrastran sin importar que sean adultos mayores, solo por quitarles el medio con el que ellos se rebuscan un plato de comida para su familia. Eso por poner solo tres ejemplos. Ahora sí, ¿quién es el que siembra más terror o como se puede llamar eso?

¿Cómo queda el asunto? Ejército y Policía se disgustan porque se le llama acciones terroristas las que ustedes cometen y esto porque les afecta sus estadísticas y cifras. Y ustedes también y quieren que dentro de la neutralidad que reclaman se tenga en los medios de comunicación, frente a los hechos, no se le llame de esa manera: acciones terroristas. ¿Entonces ahí cómo quedamos?

Nosotros creemos que el periodismo debe cumplir con su función que es informar de una manera real, oportuna y veraz, buscando la objetividad de los acontecimientos, sin inclinaciones ideológicas o políticas. Pero eso en la práctica no ocurre. Son muy pocos los comunicadores sociales que tratan de ejercer un periodismo serio y responsable. Aun así, comprendemos que la maquinaria es la que impone las reglas cuando ustedes trabajan para ella. Pero, ¿no es responsable un medio de comunicación, cuando, por ejemplo: nosotros hacemos una acción militar en contra del Ejército o la Policía y dicen que la hicimos en contra de la población civil? En este caso no hay ética profesional. Ahora bien, lo que sí queremos dejar claro es, que nosotros respetamos a las personas, incluso a aquellas con las que tenemos diferencias ideológicas o políticas. Lo único que les decimos es que así no compartan nuestra ideología, que por lo menos lleguemos a un punto donde el respeto sea de ambas partes.

¿Qué piensan ustedes de los excombatientes de la guerrilla desmovilizada de las FARC y que se encuentran en los territorios donde la Compañía Adán Izquierdo ha querido sembrar el terror y miedo? ¿A ellos se les respetará la vida?

Nosotros no tenemos nada en contra de los excombatientes, muchos de ellos llegaron al Proceso equivocadamente y ellos pueden seguir en el territorio trabajando y sacando a sus familias adelante, si esa es su voluntad. Lamentamos sí, que hayan dejado la lucha revolucionaria y hayan caído en el juego del Gobierno, pero con nosotros no tienen ningún problema, ni ellos, ni los que pertenecen al partido los Comunes y que están en el territorio. Ahora bien, nosotros no estamos sembrando el terror, como usted lo manifiesta, y creo que eso ya quedo claro. Y en cuanto al miedo, eso era lo que tenían los campesinos antes de que nosotros volviésemos al territorio, debido a la inseguridad, pues estaba cogiendo fuerza el problema del microtráfico, que se estaba desplazando desde las ciudades al campo, generando una descomposición social donde las fuerzas del Gobierno estaban involucradas en la mayoría de los hechos que se venían presentando y, por lo mismo, no hacían nada para ayudar a la población.

¿Cuál es su balance de la labor del gobierno Duque ya próximo a terminar?

Pésimo, como todos los gobiernos anteriores, donde como siempre se aprovechan de las necesidades de la gente, manipulan psicológicamente a las personas y electoralmente mueven la maquinaria a su favor para cualquier propósito. De todo lo que se comprometió no ha cumplido ni un 30 por ciento. Por el contrario, le impuso al pueblo colombiano su famosa reforma, a pesar de las multitudinarias manifestaciones en contra y un paro que lo único que dejo en evidencia es la forma como la dictadura, disfrazada de democracia, reacciona cuando un pueblo con dignidad se levanta para reclamar sus derechos; esto para no hablar de los escándalos en los que se ha visto comprometido no solo la cabeza del gobierno, sino sus más cercanos colaboradores.

¿Qué reflexiones tienen sobre lo que ha sido la implementación de los acuerdos de paz bajo el mandato de Iván Duque?

Déjeme decirle que esa ha sido una de las causas de tanta violencia en el país, un gobierno que no ha podido cumplirle ni siquiera a los excombatientes disidentes de las FARC que llegaron al proceso, mucho menos le va a cumplir al pueblo con la Reforma Rural Integral y otros acuerdos firmados con ellos en la Habana, Cuba. De ahí se desprende mucha inconformidad y es así como muchos hombres y mujeres llegan y se alzan en armas en nuestro glorioso ejército revolucionario, pero también otros, tristemente, se ponen al servicio de bandas del narcotráfico y delincuencia común organizada, generando la ola de violencia por la que está atravesando el país.

¿Qué expectativas tienen frente a las próximas elecciones?

La verdad, las expectativas es cuando nosotros estemos en el poder, mientras tanto es más de lo mismo. Y eso no va a cambiar hasta que la mayoría del pueblo tome conciencia de los cambios urgentes que necesita las políticas del gobierno y unidos luchemos por esos cambios que solo se pueden dar de dos maneras, por la vía política organizada o por la vía revolucionaria armada por medio de una Insurrección popular.

¿Qué piensan acerca del accionar en el congreso de los integrantes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, los Comunes, como los conocemos?

Decían nuestros mayores: "una sola golondrina no hace llover". Y eso fue lo que no entendieron los que se desmovilizaron. Más adelante a penas se les acabe el tiempo de participación política acordada con el gobierno y si lastimosamente siguen con esas peleas internas, va a ser muy difícil que puedan sacar adelante el propósito en el que se embarcaron y pueden hasta perder la personería jurídica si no logran consolidar una buena masa electoral. Se irá a repetir lo de la demás organización que han abandonado la resistencia armada y han sido absorbidas por las estrategias de los diferentes gobiernos y esta, creemos, no va hacer la excepción.

Si bajo un nuevo gobierno se implementaran rigurosamente los acuerdos de paz, ¿qué pasaría con su organización Adán Izquierdo?

Nosotros, como le dije en el comienzo, somos de los que no quisimos ir al mal llamado Proceso de Paz, por lo mismo. Nada tendría que ver eso con nuestra organización, con nosotros como FARC EP. Tendría que ser un proceso distinto.

¿Por qué se han preocupado por la publicación activa de comunicados? Tanto de los que dictan normas a los pobladores como de aquellos que explican sus acciones militares, por ejemplo.

El Gobierno tiene sus medios para difundir su política y desinformar a la gente, nosotros aprovechamos los medios tecnológicos para informarle al pueblo realmente lo que está pasando y desmentir lo que muchos medios amarillistas le quieren hacer creer a la gente como verdadero cuando no lo es. Por ejemplo: ¿cómo podemos quedarnos callados cuando por los medios dicen que nosotros reclutamos niños y niñas obligados, cuando nosotros no hacemos eso? Quedarnos callados es ser cómplices de esa mentira. Los partes de guerra los publicamos ya que las FARC-EP somos responsables de cada acción que se hace y respondemos al pueblo por nuestras Acciones Político Militares.

¿Ustedes tienen el amplio conocimiento que los campesinos de la región no quieren saber absolutamente nada de armas sino de herramientas de trabajo y que el accionar de ustedes con acciones y asesinatos selectivos lo que hace es sembrar más zozobra e incertidumbre en una región donde quieren es cosechar paz?

Es allí donde tenemos que empezar a presionar para que en vez de que los gobiernos manden más militares a la región y se agudice el orden público ya que lo único que hacen es tratar mal al campesino, robarle y consumir drogas, generando más descomposición social. Lo que deben es, enviar más proyectos productivos para los pequeños y medianos productores, no para los grandes terratenientes, ahí es donde necesitamos las herramientas que usted dice. 

Emprendedores le apuestan a una reactivación económica incluso incentivando el turismo en una zona bendecida por Dios y donde ustedes quieren ejercer el imperio y establecen hasta horarios de desplazamiento. Qué garantías dan ustedes para la gente que aún cree que hay que hacer un nuevo intento para sobrevivir en un país.

Nosotros damos todas las garantías, incluso, dentro de las Normas Ambientales que tenemos. No prohibimos el ecoturismo, siempre y cuando, este sea de una manera responsable. Mire, nosotros no somos el problema. El problema real es la falta de voluntad política de los gobernantes, es ahí donde todos tenemos que voltear a mirar qué pasa con los dineros que llegan para los municipios. ¿Por qué tanto abandono por parte de las administraciones? Tenemos en el área puestos de salud donde nunca hacen una brigada médica, carreteras en pésimo estado, escuelas a punto de colapsar, viviendas afectadas por la ola invernal y familias damnificadas que, hasta ahora, solo han recibido promesas y en la práctica no se ha visto ninguna ayuda por parte de los entes encargados del tema. Si queremos vivir en un país en paz, primero se le tiene que solucionar al pueblo sus necesidades básicas, de lo contrario, jamás habrá paz. Pues, quieren la reactivación económica solo en el discurso, pero en la práctica, en los territorios no se ve la inversión social.

Ustedes han denunciado la presencia reciente de actores paramilitares, una denuncia que el alcalde de Tuluá y los mandos militares descalificaron. ¿Cómo reciben esa reacción de parte de las instituciones?

Es normal, ¿como lo van aceptar, pues son los mismos con las mismas? Es decir: ¿cómo van a decir que son los que han realizado retenes y apariciones como grupo paramilitar para crear zozobra, miedo y, ahí sí, terror entre los campesinos que ya nos tocó vivir en carne propia la llegada de las autodefensas en el año 1999? Es lógico, ellos aprovechan ese trágico pasado como método para atemorizar a la gente de la región y evitar, según ellos, que le brinden alguna colaboración a la insurgencia. 

¿Desde cuándo han visto que viene pasando lo que denuncian? ¿Qué han visto?

No es que haya paramilitares, es el mismo Ejército, que en su afán de golpear a las unidades nuestras, utilizan la táctica de salir en cualquier parte 6 o 7 unidades del Ejército, sin distintivos y con camuflados diferentes a los que ellos utilizan, para que los campesinos nos informen, y así nosotros ir a mirar qué es lo que pasa o quiénes son y así emboscar nuestras unidades. Son estrategias que, por un lado, sirven para golpear al enemigo y, por otro, causan terror a la comunidad.

¿Cómo ven la situación de violencia por la que pasa Tuluá? ¿A qué se pueden atribuir las decapitaciones y la ola de homicidios que azota la zona?

Eso es un problema de descomposición social derivado del microtráfico de drogas, la disputa por el control territorial y la falta de oportunidades que hace que muchos jóvenes integren diferentes actores de delincuencia común en la ciudad.

En su reciente visita a Tuluá en desarrollo de la sesión de la comisión segunda del Senado de la República, el Ministro de Defensa Diego Molano dijo textualmente que “el enemigo del centro del Valle es la Adán Izquierdo" de las disidencias de las Farc, es decir ustedes. Incluso se ofreció una recompensa de 500 millones de pesos por la captura de alias Óscar y Hugo. ¿Qué piensan de ello?

El verdadero enemigo del desarrollo en el centro del Valle del Cauca, es la incapacidad de inversión de los que sí pueden invertir. Pero analicemos bien. No hay plata para promover inversión en beneficio de las comunidades, pero si hay plata para pagar recompensas, eso es lo paradójico y contradictorio de este gobierno. ¿Cuál será el miedo, por qué nos quieren callar? Pensamos que es debido a que quieren evitar que sigamos llevando ese mensaje de conciencia y despertemos ese espíritu de lucha en las comunidades. Es la única razón, ya que, si es por las acciones militares que hemos realizado en el área, es una lógica que, si ellos vienen a capturarnos o a asesinarnos nosotros tenemos que defendernos.

Se menciona que ustedes, la Compañía Adán Izquierdo son los responsables de las extorsiones, ya porque las cometen de manera directa o porque protegen o se confabulan con quienes las están cometiendo. Ante esto, ¿qué manifiestan?

Las FARC-EP no extorsionamos a nadie Y menos nos confabulamos con quienes lo hacen, todo lo contrario, ayudamos a quienes son víctimas de extorsión y los orientamos para que sepan cómo actuar a la hora de recibir llamadas extorsivas, orientaciones que han servido para mermar las extorsiones en el territorio, de 100 llamadas extorsivas, hemos logrado evitar un promedio de 85 extorsiones.

¿Qué piensan de la quema del palacio de justicia de Tuluá, el 25 de mayo durante el paro nacional? ¿Qué intenciones creen hubo detrás del hecho?

Es la expresión de un pueblo cansado de tanta explotación y diálogos con promesas incumplidas, donde la única forma que lo escuchan es llegando a las vías de hecho. Allí no hay otra intención más que dejar un precedente, que cuando el pueblo se une nadie puede pararlo y eso solo son los primeros síntomas de todo lo grande que el pueblo puede llegar a lograr si nos unimos en una sola causa. 

Se mencionó que ustedes estaban pagando a varias de las personas que participaban en el paro y también obligaban a muchas personas, entre ellos campesinos para que, contra su voluntad participaran de los bloqueos y otros hechos.

Si eso fuera así, el establecimiento estaría reconociendo que las FARC tenemos mucho poder, porque el paro no fue solo aquí, fue a nivel nacional. La realidad es que el gobierno buscó la manera de deslegitimar el paro diciendo que era financiado por la insurgencia y que muchos de los que participaban allí eran mandados por la guerrilla, para así poder empezar a justificar de alguna manera las acciones en contra de los jóvenes de la primera línea. Y el resultado ya el pueblo lo conoce, asesinados, desaparecidos, lesionados y detenidos por las fuerzas del Estado. 

El 9 de septiembre en la vereda de San Marcos, en el corregimiento de Monteloro, oriente de Tuluá. Ustedes derribaron una torre de energía, de Celsia/ Epsa y aducen incumplimiento con los campesinos, ¿concretamente en qué?

Las acciones que se han hecho en contra de infraestructura de Celsia se debe a los incumplimientos de esta empresa con los campesinos. En 2007 hicieron la hidroeléctrica en el rio Tuluá y le prometieron a las diferentes comunidades ribereñas y aledañas, arreglo de carreteras, mejoramiento de viviendas. En algunos corregimientos prometieron pavimentación, como es el caso de Monteloro y lo más importante les dijeron que iban a electrificar en el área las casas que aún no tenían energía, etc.

¿Y qué paso?

Pues no cumplieron. Lo único que dieron fueron unos kits escolares, donde el bolso, los cuadernos y los lapiceros están estampados con el logo de la empresa, y hoy día, a menos de un kilómetro de la hidroeléctrica, aún hay casas sin el servicio de energía. Eso es una forma de terrorismo, donde el gobierno permitió que esa empresa viniera, jugara con las necesidades de las comunidades y de eso se creó un impacto social y ambiental y no le cumplieron a la gente con los proyectos entre los cuales, más que un proyecto, son derechos que tenemos los colombianos y obligaciones que debe cumplir el gobierno.

A propósito de presuntos incumplimientos, ¿cuáles, a su criterio y de manera concreta, se ha incumplido por parte de los gobiernos nacional, departamental y municipal para con ustedes y con los habitantes de la región?

A nivel nacional, con nosotros no ha llegado a ningún compromiso, pero con el resto de los colombianos sí. Es solo mirar la carta magna y darnos cuenta que ningún gobierno a hecho lo suficiente para tratar de solucionar las necesidades básicas de los colombianos a pesar que es una obligación del gobierno hacerlo. A nivel regional sean comprometido con: mejoramiento de vivienda, arreglo de las vías terciarias, una excelente prestación en el servicio de salud, pavimentación o placa huellas en sitios críticos de la zona rural, ayuda y subsidios para los pequeños productores, sitios de recreación para la parte rural, sitios wifi, incluso hace pocos meces se comprometió el alcalde de Tuluá nuevamente con la comunidad de Quebrada Grande para hacer un puente que los campesinos necesitan con urgencia. Pero hasta ahora solo han sido promesas y fue una promesa de campaña, eso por no nombrar los incumplimientos de todos los alcaldes que están en el área que nos corresponde como Compañía y que los tenemos bien claros.

Hace un mes el periodista Marcos Montalvo fue asesinado a tiros en el barrio La Esperanza en Tuluá, ¿saben algo de esos hechos?

El pueblo vallecaucano sabe cómo es que funciona la política en este país y más temprano que tarde se dará cuenta del porque decidieron acabar con la vida del reconocido periodista, pero queremos aclarar que no tuvimos que ver con tan lamentable hecho y de ante mano nuestra solidaridad con su familia.

¿Cuáles fueron las intenciones y los resultados del ataque al batallón de desminado humanitario hace un año en zona rural de Tuluá?

Con esa Acción Militar quedo demostrado que nosotros las FARC-EP no somos esos asesinos terroristas que los medios de comunicación dicen que somos. Allí le respetamos la vida a 17 soldados profesionales activos y el mensaje fue bien recibido por la comunidad y el pueblo en general y más por los mismos soldados a quienes después de capturarlos les dimos una charla y los dejamos en libertad.

¿Qué ha pasado con el desminado desde entonces y cuál es su posición frente a esa labor?

Ya en el territorio no hay Desminado Humanitario, pues no hay necesidad ya que nosotros ni ahora ni antes hemos enterrado minas quiebrapatas. Los minados que nosotros ubicamos en el territorio son controlados con otros sistemas.

A principios de año fue capturado Alias Víctor, señalado de pertenecer a la compañía Adán Izquierdo y acusado del asesinato del líder ambiental Gonzalo Cardona. Y antes, en 2019, también se imputó a un miembro de la compañía por el asesinato de Carlos Arenas, otro líder ambiental. ¿Cómo explican o justifican ustedes el asesinato de estos líderes ambientales?

Sobre la muerte de Carlos Arenas, eso sucedió cuando nosotros aun no estábamos en el territorio, por lo mismo desconocemos los motivos y autores del asesinato del señor Carlos. En cuanto a Gonzalo Cardona, para la fecha que se encontró muerto el señor ya operábamos en el territorio, independientemente de lo que haya sucedido, queremos informar que las FARC no tenemos, ni hemos tenido, ni tendremos como política asesinar Líderes Sociales o Ambientales. Si en alguna parte se ha ajusticiado a una persona y coincide que es líder social o ambiental podemos asegurar que los motivos que originaron los hechos nada tienen que ver con la función que desempeñaba.

El 5 de septiembre ustedes mataron en el corregimiento de San Antonio, municipio de Sevilla, al subteniente e ingeniero civil Cristian Sebastián Calderón Jaime, al que habían secuestrado. Saben del dolor e indignación por el hecho en una región donde la gente y reitero quiere progresar. Ustedes no hacen ni ejecutan obras civiles y matan a quienes las van a hacer. ¿Ustedes creen que así se construye patria?

Al Subteniente se ajusticia y al día siguiente se elabora un comunicado donde se hace claridad sobre lo ocurrido, lo que queda claro después de este hecho es que nosotros. Hasta ese momento, teníamos un historial de acciones humanitarias de las que nunca hablan los medios de comunicación, pues habíamos dejado en libertad a más de 34 agentes del Gobierno, entre soldados y policías, después de capturarlos en diferentes acciones militares y políticas donde en la mayoría de casos se nos infiltraban. Desde el ajusticiamiento del Subteniente, queda claro que, si es detectada una persona, ya sea hombre o mujer, como infiltrada en la zona, haciendo un trabajo de inteligencia, no vamos a dudar un momento en accionar nuestras armas, en defensa, no solo de nuestra vida, sino también, en defensa de la vida e intereses de los campesinos de la región. 

¿Se presentó un atentado contra el Teatro Municipal de Buga, que piensan del mismo? Ustedes estaban detrás de dicho atentado.

No tenemos nada que ver en ese atentado.

Se comenta que en la cordillera central volvieron los centros de producción de narcóticos y se aumentaron los cultivos ilícitos porque algunos son de propiedad de la Compañía Adán Izquierdo o están ustedes aliados con grupos de narcotraficantes ¿Que responden a esto?

Ni tenemos cultivos ni estamos aliados con grupos del narcotráfico, es la forma como quieren deslegitimar el trabajo político-militar serio que venimos desarrollando en el territorio. Si han aumentado los cultivos es debido al alto costo de vida y a las precarias condiciones en las que viven los productores de alimentos en el campo. ¿Cómo quieren acabar con el problema de las drogas sino hay precios remunerativos para los productos agrícolas?, vea, por ejemplo: si en este país valiera lo mismo una arroba de maíz que una arroba de marihuana, téngalo por seguro que los campesinos no sembrarían marihuana y se dedicarían a sembrar maíz, pero como no es así, ni siquiera subsidian a los pequeños productores, pero si hablamos de multinacionales que vienen a desplazar al campesino para sembrar sus monocultivos de palma de cera, de pino y eucalipto etc. Ahí si hay concepciones de terrenos, licencias, subsidios y todas las garantías para que desarrollen sus mega proyectos. Entonces no esperen que el tema de la siembra de cultivos de coca y marihuana en la cordillera se valla a acabar de la noche a la mañana, pues estadísticamente tiende a crecer hasta que el gobierno nacional implemente políticas reales de inversión para los pequeños y medianos productores agrícolas, pero esa inversión debe ser en subsidios, préstamos blandos, arreglo de carreteras, mejoramiento de viviendas campesinas, centros de acopio, precios remunerativos para los productos, inversión en el mejoramiento de los acueductos rurales y que estos sean manejados por las mismas comunidades, mejoramiento en el servicio de energía eléctrica, centros educativos, etc. Es decir, toda una reforma rural, tal cual, como la proponemos en el Programa Agrario de los Guerrilleros. 

Gracias por acceder a este reportaje.

Gracias a usted y aun se quedan muchas cosas en el tintero por tratar, pero ya serán para una próxima oportunidad.

Disidencias de las FARC: "No hay plata para inversiones, pero sí...
Comentarios