Viernes. 19.04.2019 |
El tiempo
Viernes. 19.04.2019
El tiempo

El diputado ultraderechista alemán no ve un motivo forzosamente político en la agresión que sufrió

Paso a la plaza Goethe, en la que se produjo la agresión.FOCKE STRANGMANN (Efe)
Paso a la plaza Goethe, en la que se produjo la agresión.FOCKE STRANGMANN (Efe)

Frank Magnitz considera que la causa del brutal ataque pudo ser el robo

El diputado y líder regional en Bremen de Alternativa para Alemania (AfD), Frank Magnitz, hospitalizado tras ser víctima el pasado lunes de una brutal agresión, afirmó en declaraciones que publica este miércoles el Bild no recordar nada del ataque, cuyas motivaciones no ve necesariamente políticas.

"No es muy probable, pero podría haberse tratado de un intento de robo", dijo Magnitz, quien a diferencia de algunos de sus colegas de partido no quiso culpar automáticamente a "las izquierdas" o a los "antifas", los antifascistas radicales de izquierdas, según el diario. 

Agregó que de vez en cuando recibe amenazas, pero matizó que ninguna de ellas ha sido nunca muy concreta.

Por otro lado la policía informó en un comunicado de que tras los primeros interrogatorios y el análisis de las imágenes de vídeo disponibles, "las autoridades investigan de ahora en adelante por la sospecha de un delito de lesiones físicas graves".

Precisa que las imágenes muestran a dos personas que se acercan por detrás a Magnitz, y una tercera, unos pasos más atrás. 

Uno de los desconocidos golpea a Magnitz por detrás, tras lo cual el político cae al suelo, agrega.

"El diputado resultó herido en la cabeza y sangraba mucho. A continuación el trío huyó del lugar de los hechos. En las imágenes de vídeo disponibles hasta el momento no se observa el uso de ningún objeto" contundente durante la agresión, en contra de lo que había afirmado la formación ultraderechista en un primer comunicado.

AfD dijo entonces que los atacantes golpearon a Magnitz, de 66 años, con una viga de madera "hasta dejarlo inconsciente, y siguieron dándole patadas en la cabeza cuando ya se encontraba en el suelo".

El propio diputado dice no recordar nada de la agresión; a uno de los dos obreros que se ocuparon de él tras la agresión le contó que tres hombres encapuchados le habían seguido al patio interior, en las inmediaciones del teatro en la plaza Goetheplatz de Bremen (norte), escribe el Bild.

"Vuelvo a tener memoria cuando uno de los obreros me sentó contra la pared y me incorporó", dijo Magnitz desde su cama del hospital, quien explicó que siente un gran dolor en toda la parte izquierda de su cuerpo. 

Aunque la Fiscalía sigue partiendo de un trasfondo político, la investigación se está llevando a cabo en todas las direcciones, señala el diario.

El diputado ultraderechista alemán no ve un motivo forzosamente...
Comentarios