viernes. 28.01.2022 |
El tiempo
viernes. 28.01.2022
El tiempo

Dimite un ministro de Portugal tras un atropello mortal cometido por su chófer

Eduardo Cabrita, durante una rueda de prensa. ANTONIO COTRIM (EFE)
Eduardo Cabrita, durante una rueda de prensa. ANTONIO COTRIM (EFE)
El conductor, imputado por homicidio, circulaba a 166 kilómetros por hora durante un viaje oficial

A sólo dos meses de las elecciones anticipadas en Portugal, Eduardo Cabrita, titular de Administración Interna y uno de los ministros más polémicos y más próximos al también socialista António Costa, ha dimitido obligado por el escándalo provocado por un atropello mortal con su coche oficial.

El suceso se produjo en junio, cuando el coche del ministro, durante un viaje oficial, atropelló mortalmente a un trabajador de mantenimiento de la autovía A-6.

El detonante de la dimisión ha sido la acusación divulgada este viernes por la Fiscalía, que atribuye al chófer del ministro un delito de homicidio por negligencia, ya que circulaba a 166 kilómetros por hora.

Cuestionado sobre esta acusación, Cabrita respondió ante la prensa durante la mañana del viernes que él era sólo "un pasajero".

Las denuncias de la oposición por su actitud no se hicieron esperar y, horas después, Cabrita anunció su dimisión.

SEIS MESES DE CRÍTICAS. Durante estos seis meses se sucedieron las críticas y las peticiones de dimisión por parte de la oposición, pero Cabrita nunca asumió responsabilidades por el accidente y continuó en el cargo.

El ministro incluso aseguró en un comunicado en junio que no había señalización en la carretera de los trabajos de mantenimiento, algo que ha desmentido este viernes la Fiscalía.

Cabrita decidió dimitir para no perjudicar al Ejecutivo. "No puedo permitir que este aprovechamiento político absolutamente intolerable sea utilizado para penalizar la acción del Gobierno, contra el primer ministro o incluso contra el Partido Socialista", dijo.

Minutos después de su anuncio, el primer ministro, António Costa -amigo de Cabrita desde la facultad- salió a respaldar su decisión y defendió que "respetó el tiempo de la Justicia".

"El ministro entendió que estando en marcha una investigación sobre la responsabilidad sobre un accidente de automóvil no debería tomar ninguna iniciativa que perturbase la investigación ni significase la anticipación, el rechazo o la afirmación de ningún tipo de responsabilidad", dijo a periodistas.

Tras el anuncio, no se demoraron las reacciones de la oposición y el diputado del PSD (centro-derecha) André Coelho Lima criticó en declaraciones a medios locales que Cabrita sólo haya dimitido tras la acusación de la Fiscalía y le lamentó su falta de "sentido de responsabilidad".

Joao Almeida, diputado del conservador CDS, criticó también la ausencia de sensibilidad del ministro y denunció que "dimite porque hay elecciones y puede perjudicar al Partido Socialista y eso es inaceptable".

Para Inés Sousa, portavoz del animalista PAN, es "lamentable" que Costa no haya pedido responsabilidades al ministro durante estos meses y es "una falta de respeto" que dimita ahora como un acto electoral.

UN MINISTRO POLÉMICO. El atropello mortal es la última polémica que salpica a Cabrita, pero no la primera, ya que ha sido el ministro más cuestionado del Gobierno socialista en los últimos años.

En julio de 2019, tres meses antes de las elecciones generales, protagonizó otra polémica por irregularidades en la compra de material de protección contra incendios que resultó ser inflamable.

En 2020, logró evitar la dimisión reclamada por la oposición y organizaciones civiles tras el homicidio de un ciudadano ucraniano a manos de tres inspectores del Servicio de Extranjeros y Fronteras (SEF) cuando estaba retenido en el aeropuerto de Lisboa en 2020.

El ministro también fue duramente reprobado el pasado mayo, cuando autorizó en plena pandemia una celebración de hinchas del Sporting, con miles de personas en la calle sin cumplir las reglas de seguridad.

ELECCIONES EN ENERO. La dimisión de Cabrita se produce al borde de la campaña electoral para los comicios generales del 30 de enero, un adelanto derivado del rechazo del Presupuesto socialista en el Parlamento.

La Cámara está a punto de ser disuelta: el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, todavía no ha firmado el decreto de disolución pero el plazo se acaba este domingo.

Costa aseguró este viernes que en los próximos días anunciará al sustituto de Cabrita mientras el Gobierno esté en funciones, hasta las elecciones.

"Es un ciclo que termina", dijo el primer ministro, que lidera el Gobierno desde 2015 y volverá a presentarse en enero y que, por el momento, parte como favorito en las urnas sin mayoría absoluta.

Cabrita, de 59 años, formaba parte del Gobierno de Costa desde 2015, primero como ministro Adjunto y, desde 2017, de Administración Interna.

Dimite un ministro de Portugal tras un atropello mortal cometido...