Diez muertos en un tiroteo tras la celebración del Año Nuevo chino cerca de Los Ángeles

Otra decena de personas han resultado heridas en el ataque en Monterey Park ► La Policía localiza horas después a un posible sospechoso
Coches de policía en Monterey Park tras el tiroteo. EFE
photo_camera Coches de policía en Monterey Park tras el tiroteo. EFE

Al menos diez personas han muerto y otras diez han resultado heridas en un tiroteo registrado en la noche del sábado tras las celebraciones del Año Nuevo chino en un estudio de baile de Monterey Park, a unos 13 kilómetros al este de Los Ángeles, según el primer balance del departamento de la Policía.

Según el balance ofrecido por el capitán Andrew Meyer, de la Policía de Los Ángeles, el tiroteo se produjo sobre las 22.22 hora local. Ya el domingo, el cuerpo informó de que había localizado a un posible sospechoso. Los agentes han encontrado y acorralado en Torrance, también en el condado de Los Ángeles, una furgoneta blanca que coincide con el vehículo sospechoso citado por algunos testigos y, según el comisario Robert Luna, creen que hay una persona dentro.

"Cuando los oficiales llegaron al lugar, vieron que había muchas personas saliendo de allí y gritando. Los oficiales de policía entraron en la sala de baile y localizaron a las víctimas", dijo Meyer, citado por el diario Los Angeles Times. Al menos otras diez personas fueron trasladadas a los hospitales cercanos y sus condiciones van desde estable a crítica.

La Policía investiga si el tiroteo está relacionado con un incidente registrado unas horas antes

Meyer dijo que aún era demasiado pronto para saber si el tiroteo fue un crimen de odio, pero que se analizará el suceso "desde todos los ángulos". También comentó que se estaba tratando de determinar si este tiroteo estaba relacionado con un incidente ocurrido horas antes en el vecino suburbio de Alhambra, al norte de Monterey Park.

El dueño de un restaurante de la zona donde se produjo el tiroteo dijo a Los Angeles Times que tres personas entraron corriendo a su establecimiento y le pidieron que cerrara la puerta con llave porque en la calle había un hombre con una pistola semiautomática.

Según este testigo, las personas que entraron en su local dijeron que el tirador tenía varias rondas de municiones y que una vez que se le acabaron recargó la pistola. Otro testigo citado por el periódico afirmó que escuchó "cuatro o cinco disparos" y que luego oyó las sirenas de la policía.

Comentarios