Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo

Preocupación por un incendio en Portugal próximo a Galicia

Varias personas observan las labores de extinción en el incendio de Alijó
Varias personas observan las labores de extinción en el incendio de Alijó
Los efectivos luchan por controlar las llamas del incendio de Alijó, a menos de 100 kilómetros de 'A Raia'

Más de 300 bomberos luchan por controlar un incendio forestal en el municipio de Alijó, en el norte de Portugal, después de que las llamas se avivaran durante la tarde del domingo y donde un helicóptero sufrió un accidente, aunque el piloto salió ileso.

Fuentes de Protección Civil lusa confirmaron a Efe que el aparato cayó en la margen de un pantano cuando hacía pruebas para recoger agua pero el piloto se encuentra bien y salió por sus propios medios del aparato.

Casi 320 bomberos, apoyados por un centenar de vehículos terrestres y cuatro medios aéreos, continúan en la zona para combatir las llamas.

Por el momento no hay previsión de cuándo será dominado el fuego, que se inició la pasada madrugada en Alijó, a menos de 100 kilómetros de la frontera con Galicia.

El incendio mantiene dos frentes activos, afecta a una zona de matorral y arboleda y ha obligado a cortar al menos una carretera y a desalojar a varias personas de una aldea cercana.

La prensa portuguesa avanza, además, que se han detectado fallos en el sistema de comunicaciones que coordina a todas las fuerzas de alerta y socorro del país en la zona del incendio.

Portugal es considerado uno de los países de Europa más castigados por los incendios forestales en los últimos años, con la despoblación del interior y el abandono de la agricultura como factores críticos.

Hace un mes, el país vivió la mayor tragedia forestal de su historia en Pedrógão Grande, donde 64 personas murieron a causa de un incendio que se propagó rápidamente y arrasó más de 35.000 hectáreas.

Preocupación por un incendio en Portugal próximo a Galicia