Un cordón de fuego arrasa el Mediterráneo

Mueren los dos ocupantes de un avión cisterna en un accidente en Grecia ► Las llamas continúan sin control en Argelia, con más de treinta muertos y la evacuación de miles de personas en el noroeste del país ► Las altas temperaturas y el viento son los principales aliados de los incendios que también mantienen en alerta Italia

Avión accidentado cuando trabajaba en la extinción del fuego en Grecia, siniestro en el que han fallecido dos personas. GEORGE VITSARAS (Efe)
photo_camera Avión accidentado cuando trabajaba en la extinción del fuego en Grecia, siniestro en el que han fallecido dos personas. GEORGE VITSARAS (Efe)

El sur de Europa y el norte de África vuelven a vivir un duro verano por los incendios forestales. Por el momento, dejan un trágico balance en Argelia de 34 personas muertas, mientras en Grecia se lucha contra fuegos en varias islas y hay miles de personas evacuadas e Italia combate las llamas en Sicilia, donde el aeropuerto permanece cerrado por su avance.

Además, este martes un avión cisterna Canadair, que participaba en los esfuerzos por controlar y apagar un incendio forestal en la isla griega de Eubea, se estrelló en la falda de un monte cerca de la localidad de Platanistós, apuntó una portavoz de los bomberos locales. En el aparato se encontraban dos personas —piloto y copiloto— que han fallecido.

Las olas de calor, con las elevadas temperaturas que se registran, junto al déficit de precipitaciones y la sequedad del suelo contribuyen, según los expertos, a provocar las condiciones adecuadas para que los incendios se propaguen más fácilmente en un verano que bate récords en los termómetros y augura mucho trabajo para los cuerpos de bomberos y equipos de lucha contra incendios.

A ello se suma el récord de la temperatura del agua del mar Mediterráneo que registra 28 grados, 4 más de lo normal en la zona del sureste de la península ibérica, según la Agencia Estatal de Meteorología, o de los entre 2 y 3 grados por encima de lo normal en el golfo de Vizcaya; y la presencia de calima del Sáhara en varios periodos desde el inicio del verano.

Daños causados por el fuego en Argelia. EFE
Daños causados por el fuego en Argelia. EFE

Esta semana la situación no pinta mejor en Argelia, donde se registra desde las últimas semanas una ola de calor con temperaturas de 50 grados a la sombra en la capital y varias provincias costeras, lo que favorece la propagación del fuego que por el momento deja 34 víctimas, una decena de militares entre ellas y varios heridos.

Los incendios se registran en 16 ciudades del noroeste del país, donde además fueron evacuadas unas 1.500 personas de Fenaya y Zbarbar, en unas operaciones de lucha contra el fuego a las que se sumaron medios de la Fuerza Aérea del Ejército.

Además, los servicios meteorológicos anunciaron una nueva ola de calor en la que se prevén hasta 48 grados a la sombra, que afectará a todo el territorio argelino y se prolongará hasta el lunes. En verano, los incendios son frecuentes en Argelia, un país con cuatro millones de hectáreas de bosques, donde los fuegos dejaron en 2022 al menos 38 muertos y 160 heridos, mientras un año antes las víctimas del fuego se elevaron a 90, de las que 33 eran militares que participaban en la extinción de las llamas.

En Grecia los incendios se propagan con mucha rapidez gracias a temperaturas que alcanzan valores muy altos, como los 46,4 grados del pasado domingo en el Peloponeso, lo que agrava el avance del fuego que calcinó al menos 34.000 hectáreas de terreno forestal y agrícola en todo el país, según el diario Kathimerini. +

En la isla de Rodas, un incendio se encuentra fuera de control desde hace una semana y unas 19.000 personas fueron evacuadas durante el pasado fin de semana y, según medios griegos, más de 70.000 turistas abandonaron el territorio, a pesar de que siguen llegando turistas a la isla. Las llamas calcinaron más de 14.000 hectáreas de bosque, varias viviendas y un número de animales aún no cuantificado han muerto, además de amenazar una rara especie de gamo conocida como dama-dama, y que es endémica en Rodas y Mesopotamia.

Mientras en Corfú y Eubea, en el noreste de Grecia, los cuerpos de bomberos siguen luchando contra el fuego que continúa sin control desde hace varios días. En Corfú el fuego sigue activo en zonas de monte, y los 2.500 turistas que fueron evacuados el pasado lunes pudieron regresar a sus alojamientos.

Lucha contra el fuego en Palermo. FRANCESCO MILITELLO MIRTO (Efe)
Lucha contra el fuego en Palermo. FRANCESCO MILITELLO MIRTO (Efe)

El calor extremo será "más intenso y más frecuente" 

Olas de calor como las que están viviendo este verano en EE UU, el sur de Europa y China, serán aún más "intensas, largas y frecuentes" en el futuro próximo, según los científicos, que encuentran su principal causa en el cambio climático. Para frenar esta tendencia, será indispensable cumplir el objetivo de cero emisiones.

El calentamiento global y las elevadas temperaturas influirán también en los incendios forestales: "El cambio climático actúa como multiplicador", señala el climatólogo Enric Aguilar. "La situación hace que fenómenos extremos como las olas de calor de los últimos meses sean más frecuentes y actúen como agravantes de las sequías que facilitan la propagación del fuego", explica Aguilar.

Comentarios