Comienza en Washington la cumbre entre EE UU y África marcada por el brote de ébola

Varios foros sobre las perspectivas económicas y el papel de la sociedad civil en África, y una recepción en el Congreso dan hoy la salida en Washington a la cumbre EEUU-África, a la cual asiste casi medio centenar de gobernantes de ese continente y que se ha visto marcada por el brote de ébola.

La capital de EE.UU. recibe desde hoy a unos 50 gobernantes africanos que debatirán en torno a tres grandes temas: comercio, seguridad y estabilidad regional, y democracia y derechos humanos, aunque la amenaza del brote de ébola será otra de las cuestiones presentes.

A lo largo del día, los ministros de Comercio africanos asisten a un encuentro en el Banco Mundial y varias conferencias paralelas analizarán el papel de la sociedad civil, la seguridad alimentaria, el tráfico de especies salvajes y la salud femenina, entre otros.

Pese a que no es un tema incluido en la agenda, una cuestión presente en la reunión es la epidemia de ébola que se ha cobrado ya más de 700 vidas en África Occidental, sobre la cual la Casa Blanca ha anunciado que se están tomando "las precauciones debidas" para que no haya un contagio a EE.UU.

El propio presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo el viernes que su Gobierno se toma "muy en serio" este asunto y que las personas que vengan de los tres principales países afectados, Guinea, Liberia y Sierra Leona, serían examinados cuidadosamente para descartar que están contagiados con un virus.

La Casa Blanca ha descrito el encuentro como "la mayor conferencia que un presidente de Estados Unidos haya tenido con jefes de estado y de gobierno de África", y al menos 5.400 personas tienen credenciales para participar, incluidos funcionarios de gobierno y empresarios.

El Departamento de Estado indicó que al menos 1.200 periodistas han solicitado credenciales para cubrir las actividades que por tres días alterarán el tránsito en el centro de Washington, desde el Capitolio al Kennedy Center.

Comentarios