Cascos azules indios, bajo sospecha de abusos sexuales en el Congo

Integrante noruego de los cascos azules, en una foto de archivo (Evstafiev. Wikimedia)
photo_camera Integrante noruego de los cascos azules, en una foto de archivo (Evstafiev. Wikimedia)

El Ejército indio ha abierto una investigación sobre las acusaciones de explotación sexual y abusos que pesan sobre algunos de sus cascos azules integrantes de la misión de paz de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo.

La ONU reveló una investigación interna con pruebas que a primera vista implican a fuerzas de paz indias en casos de abusos y explotación sexual en el país africano. Horas después, India ha decidido abrir una investigación.

Las pesquisas están dirigidas en el país centroafricano por el oficial indio Inderjeet Narayan, siguiendo órdenes del número dos del Estado Mayor indio, el teniente general M. L. Naidu.

El Ejército indio asegura que se realizará una "acción disciplinaria estricta" en caso de encontrar culpables. Además, pidió ayuda a la Oficina de Supervisión Interna de la ONU (OIOS) -autora de la investigación de los supuestos abusos- para conocer los detalles del caso.

La ONU, ''preocupada''
Los abusos fueron denunciados en los meses de febrero y marzo ante el puesto del equipo de observadores de la ONU de Masisi, en el distrito de Goma, bajo responsabilidad india.

Sin embargo, una fuente militar citada por la agencia india PTI aseguró que en Masisi no había tropas indias, sino de otras nacionalidades. "Los batallones indios estaban desplegados por el resto de Goma", reiteró esta fuente.

Por el momento se desconocen más detalles de la investigación, pues el portavoz de la ONU, Yves Sorokobi, no ofreció más información sobre cuántos miembros del contingente indio estarían implicados, o cuándo se supone que ocurrieron los crímenes de los que se les acusa.

Sorokobi señaló que el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, siente una "profunda preocupación" por estas evidencias y "reitera con firmeza que este tipo de comportamiento, si se comprueba, es totalmente inaceptable", apuntó el portavoz.

Nueva mancha sobre los cascos azules
Las acusaciones contra los soldados indios abren otro desagradable caso de abusos sexuales en las operaciones de paz de la ONU, que en los últimos años han visto su reputación manchada, particularmente en la RDC.

Los primeros abusos por parte de fuerzas de la ONU se descubrieron en el 2004, después de una investigación que reveló su existencia en la misión de las Naciones Unidas, precisamente en la República Democrática del Congo.

Desde entonces, más 300 miembros de las fuerzas de Paz fueron declarados sospechosos de llevar a cabo prácticas de este tipo, especialmente en los destacamentos del Congo, Camboya, Haití y Liberia.

En julio de 2007, todas las actividades de los cascos azules marroquíes en Costa de Marfil fueron suspendidas después de varias denuncias de abusos sexuales, violaciones y actos de pedofilia por parte de las tropas.

Acusaciones contra el contingente indio
Tampoco es el primer golpe contra el Ejército indio, puesto que ya es la segunda vez que se investigan conductas ilegales de sus fuerzas en el Congo. En julio pasado, Defensa ya tuvo que iniciar acciones disciplinarias contra tres de sus militares -incluido un coronel-, tras descubrir que estaban implicados en un caso de contrabando ilegal de oro.

India mantiene un contingente de 4.300 soldados en la República Democrática del Congo, lo que representa casi una cuarta parte de los 16.400 efectivos con que cuenta las fuerzas de Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó en 1999 el despliegue de la misión en el Congo para supervisar los acuerdos de Lusaka que trataron de poner fin a la larga guerra civil del país africano.

Comentarios