miércoles. 02.12.2020 |
El tiempo
miércoles. 02.12.2020
El tiempo

Biden, a la espera de Pensilvania para ser presidente

El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden. TWITTER
El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden. TWITTER
El candidato demócrata roza la victoria en estado que le daría la presidencia de Estados Unidos ►Los medios norteamericanos silencian a Trump y la justicia desestima sus primeras demandas por un presunto fraude electoral

Estados Unidos agotó este jueves su tercera noche de escrutinio sin que se conozca al ganador de las elecciones presidenciales del martes, y ahora todos los ojos están puestos sobre Pensilvania para decantar en las próximas horas la balanza.

El candidato demócrata, Joe Biden, sigue con 264 delegados en el Colegio Electoral (aunque algunos medios cuestionan los 11 de Arizona), mientras que el presidente, Donald Trump, tiene 214. Ambos necesitan un mínimo de 270 para ganar las elecciones.

Además de Pensilvania, los estados que tienen en vilo a Estados Unidos son Georgia, Nevada, Arizona y Carolina del Norte.

Pensilvania es el más importante, ya que si Biden confirma los pronósticos y se adjudica sus 20 delegados automáticamente sería declarado presidente electo de las elecciones.

En este Estado los candidatos se reparten el 49,5 % y el 49,3 %, con un margen de 13.662 votos a favor del demócrata. Aún quedan unos 120.000 votos, por contar en el Estado, aunque la mayoría son procedentes de zonas urbanas de mayoría demócrata.

Los votos que quedan por contar se presumen demócratas y las autoridades planean concluir el escrutinio este viernes.

Georgia también sonríe a Biden, ya que, a pesar de que se está viviendo un empate técnico a 49,4 %, con el aspirante a entrar en la Casa Blanca por delante con un margen de poco más de 1.500 votos. Las autoridades calculan que quedan poco más de 16.000 votos por computar, la mayoría de la zona de Atlanta, abrumadoramente demócrata.

El margen final, sin embargo, será tan pequeño que difícilmente los medios hagan proyecciones con el ganador, por lo que sus 16 delegados pueden quedar pendientes hasta los resultados oficiales.

Arizona por su parte presenta una tendencia contraria a los dos anteriores. Aunque algunos medios la proyectaron para Biden la noche electoral, Trump ha reducido la ventaja que le sacaba el demócrata hasta los 41.000 (49,9% a 48,6%).

En Nevada Biden se lleva un 49,7 % y Trump un 48,1 %, con unos 20.000 votos de distancia. Aún quedan 63.000 votos por escrutar y casi el 90% son de Las Vegas y sus suburbios, un feudo demócrata dentro del estado, por lo que Biden no debería tener problemas en mantener o ampliar su margen.

También este viernes, Nevada hará públicos resultados de parte de estos 190.000 sufragios.

El quinto estado que sigue sin ganador es Carolina del Norte, aunque en este caso el recuento está paralizado con una ligera ventaja de 77.000 votos para Trump (50% a 48,6%).

Carolina del Norte recibe voto por correo hasta el próximo día 12, pero es improbable que sean suficientes para que Biden pueda darle la vuelta al escrutinio.

La justicia en Georgia y Michigan ha desestimado las primeras demandas interpuestas por Trump

Las televisiones cortan y desmienten a Trump, incluida Fox News

Algunas de las principales emisoras de televisión de Estados Unidos, como ABC, CBS y NBC, cortaron al unísono el discurso del presidente Donald Trump en horario de máxima audiencia, mientras Fox News, la referencia informativa del Partido Republicano, desmentía sus palabras.

La ruptura en el canal de noticias conservador se está haciendo más profunda cada vez que Trump repite sus acusaciones de fraude electoral.

"No hemos visto nada que constituya un fraude o un abuso del sistema", decía el corresponsal de la Casa Blanca para Fox News, John Roberts, en directo desde la misma sala de prensa en la que segundos antes habló el presidente.

En el plató de informativos, en Nueva York, los presentadores repetían una y otra vez. "No hemos visto ninguna prueba".

Horas después, en los programas de opinión nocturnos, la presentadora de Fox News Laura Ingraham daba un giro de 180 grados y cuestionaba en un editorial que se contabilizara el voto por correo al afirmar que "EE UU debería conocer al ganador la noche de las elecciones o la siguiente mañana".

La misma emisora, el canal informativo de pago más visto, asumió una gran tensión la noche electoral del martes tras declarar al rival de Trump, el demócrata Joe Biden, ganador de Arizona antes de que lo hayan hecho otros medios.

La diferencia de criterio en la programación de Fox News refleja la tensión informativa que se vive entre los periodistas de una empresa que tiene que decidir entre seguir apoyando la deriva del discurso de Trump o la verificación de sus acusaciones contra el sistema electoral.

"AFIRMACIONES FALSAS". Mientras, las tres grandes emisoras en abierto –NBC, ABC y CBS– cortaron y desmintieron con contundencia el discurso de Trump en pleno directo.

"Tenemos que interrumpir a Trump porque el presidente ha hecho una serie de afirmaciones falsas", decía en directo el periodista Lester Holt, presentador de NBC Nightly News, uno de los tres informativos más seguidos de la televisión en abierto.

Lo mismo hacía David Muir, el conductor del informativo más seguido del país con 8 millones de espectadores diarios, el ABC World News Tonight.

"Simplemente no se ha presentado prueba en ninguno de estos estados de que existan votos ilegales", decía.

A continuación, el periodista explicaba que por la pandemia del coronavirus el voto por correo había aumentado rompiendo récords, más de 100 millones de estadounidenses votaron anticipadamente, y eso prolongaba el escrutinio.

La CBS, tercera en audiencia, iniciaba una verificación de datos mientras Trump terminaba su discurso, y desmintió todas sus acusaciones de "fraude" y "corrupción del sistema".

Más contundentes fueron los servicios informativos de la radio pública estadounidense, la NPR, al señalar que "Trump de nuevo reclamó falsamente la victoria en las elecciones de 2020. No ha ganado. Los votos se siguen contando".

Por su parte, los canales informativos de pago CNN y MSNBC, conocidos por sus posiciones más liberales, hablaban con dureza: "Qué noche más triste para Estados Unidos".

"Tratar de atacar la democracia con su fiesta de las falsedades. Mentira tras mentira tras mentira", decía en pantalla un compungido el presentador Jake Tapper.

En el programa de CNN, Rick Santorum, un tertuliano del partido de Trump y exsenador, se declaraba "impresionado" y "decepcionado" tras escuchar al presidente.

LOS MEDIOS MAYORITARIOS. Prácticamente ningún medio periodístico mayoritario ha corroborado las acusaciones de fraude electoral vertidas por la campaña de Trump.

"Trump ha dicho sin pruebas que la elección ha sido corrupta y fraudulenta", publicaba Nicole Carroll, la editora de USA Today, uno de los diarios generalistas más leídos de Estados Unidos.

The Washington Post, The New York Times y Los Ángeles Times también desmintieron al presidente.

Asimismo, la justicia en Georgia y Michigan también ha desestimado las primeras demandas interpuestas por Trump, quien mediáticamente depende de un apoyo de Fox News, que va cayendo, y de los medios "alternativos" surgidos en redes sociales.

Biden, a la espera de Pensilvania para ser presidente
Comentarios