viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

Bélgica envía a Francia a dos sospechosos de colaboración en los atentados de París

Ambos trasladaron a Salah Abdeslam a Bruselas tras los ataques en un coche que pasó hasta tres controles policiales sin ser detenido

La Fiscalía General belga informó este miércoles de que los presuntos terroristas Mohammed Amri y Ali Oulkadi, sospechosos de colaboración en los atentados del 13 de noviembre en París, han sido entregados a las autoridades francesas.

Sobre Mohammed Amri y Ali Oulkadi pesaban órdenes de arresto europeas emitidas por Francia a raíz de esos ataques terroristas, en los que murieron 130 personas. La Fiscalía francesa comunicó que ambos ya han llegado a Francia y han sido encarcelados.

Ali Oulkadi transportó supuestamente a Salah Abdeslam -el escurridizo yihadista que participó en los atentados y que consiguió esconderse durante cuatro meses de las fuerzas de seguridad- al distrito bruselense de Schaerbeek tras los ataques. Oulkadi es amigo de la infancia de Salah Abdeslam, tiene nacionalidad francesa y residía en el barrio bruselense de Molenbeek.

Mohamed Amri, también sospechoso de haber conducido a Abdeslam a Bruselas tras los atentados, fue detenido el pasado 14 de noviembre en Molenbeek e inculpado en Bélgica por participación en actividades de un grupo terrorista y asesinatos en el marco del terrorismo.

Junto a él fue arrestado Hamza Attou, sospechoso asimismo de haber ayudado a Salah Abdeslam en su fuga después de los ataques y entregado a las autoridades francesas el pasado 30 de junio.

Los acusados han dicho en los interrogatorios que su papel fue "meramente logístico" y se limitó al traslado de Abdeslam de Francia a Bélgica, sin participar en los ataques de París, donde no se encontraban en el momento de los hechos. También niegan que supieran que Salah Abdeslam había participado en los atentados y dicen que recibieron una llamada suya varias horas después de esas acciones.

Finalmente le recogieron en Barbès, en pleno corazón de París, en un Volkswagen Golf propiedad de Attou, que conducía Amri y que pasó controles policiales hasta en tres ocasiones sin ser detenido, por lo que pudieron llegar hasta Molenbeek.

Bélgica envía a Francia a dos sospechosos de colaboración en los...
Comentarios