Siete amigos se comen 300 cangrejos y 80 postres para recuperar el dinero en un buffet

"Digerimos la comida rápido. Esa noche, uno de mis amigos dijo que tenía hambre de nuevo", dijo uno de los protagonistas
Buffet. BAIDU
photo_camera Buffet. BAIDU

Un grupo de siete amigos se comió de una sentada 300 cangrejos, 80 postres y 50 cajas de durianes en un buffet libre de la ciudad china de Qingdao (este) para recuperar el precio de entrada al restaurante, un banquete que ha desatado numerosas críticas en las plataformas sociales del país asiático.

Los comensales, todos veinteañeros, compartieron en internet vídeos de su copioso festín, y justificaron las ingentes cantidades de alimentos consumidas diciendo que a esa edad es normal tener mucho apetito.

Además de lo anterior, los jóvenes -seis hombres y una mujer- también dieron cuenta de "incontables" gambas y filetes de salmón, recoge el diario hongkonés South China Morning Post (SCMP).

El banquete tuvo lugar el pasado 3 de mayo y se prolongó hasta la hora de cierre del restaurante debido a que los propietarios no se dieron cuenta de que el grupo permanecía en el establecimiento más tiempo de las dos horas incluidas en el precio de entrada.

En los vídeos difundidos en la plataforma Baidu, uno de los jóvenes explicó que cada uno pagó 160 yuanes (23 dólares, 21 euros) y aseguró que no se excedieron, ya que "solo" comieron para saciar su apetito.

"Digerimos la comida rápido. Esa noche, uno de mis amigos dijo que tenía hambre de nuevo", dijo el autor del vídeo, apellidado Zhang.

Aunque en China es habitual que quienes pagan la entrada a un buffet consuman bastante comida para recuperar la "inversión", las imágenes han provocado numerosas críticas hacia los comensales, a los que algunos internautas han acusado de "inmorales" y otros han reprochado que mostraran los restos del banquete.

Consumo excesivo y despilfarro

El Gobierno chino aprobó hace dos años una ley para prevenir el consumo excesivo y el despilfarro de comida ante la alta demanda de alimentos en el país asiático, que ha tensado las cadenas de suministros.

El SCMP recuerda además que en abril pasado dos mujeres fueron detenidas en la provincia de Zhejiang (este) por haberse llevado comida valorada en 400 yuanes (57 dólares, 52 euros) de un buffet en el que previamente habían almorzado.