martes. 28.09.2021 |
El tiempo
martes. 28.09.2021
El tiempo

Alemania exigirá cuarentena a los viajeros no inmunizados que lleguen de España

Una viajera en el aeropuerto de Múnich. SVEN HOPPE (EUROPA PRESS)
Una viajera en el aeropuerto de Múnich. SVEN HOPPE (EUROPA PRESS)
La decisión, que llega en plena época de verano, afectará a los turistas procedentes de cualquier territorio del país, incluidos los archipiélagos

Alemania volverá a exigir cuarentena a quien ingrese en el país desde España, con excepción para vacunados y recuperados de covid, tras recalificar a todo el territorio, incluidos los archipiélagos, como zona de alto riesgo, una decisión que anuncia en plena temporada turística estival.

Las autoridades alemanas situaron este viernes a todo el territorio español en esa categoría, de acuerdo a los criterios del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, competente en la materia, a los que se ciñe en sus pautas de actuación el Ministerio de Exteriores.

Ello implica que los viajeros procedentes de ese país quedarán en cuarentena por un periodo de diez días, que puede reducirse a cinco si al quinto día se presenta una PCR negativa. Quedan eximidos de cuarentena quienes muestren un certificado de vacunación completa o de haberse recuperado de la covid.

Como el conjunto de los viajeros que entran en el país, independientemente de si proceden o no de zonas de riesgo, deben haber registrado previamente su ingreso a través del correspondiente formulario de Exteriores.

Las autoridades alemanas ya habían colocado a España como zona de riesgo simple en julio, categoría que no implicaba en la práctica consecuencias para los viajeros.

La nueva regulación entrará en vigor el próximo martes, día 27, de acuerdo con la actualización de los datos del RKI difundida este viernes.

Se incluye asimismo en esa calificación, y también a partir de ese día, a los Países Bajos.

LEVE PERO CONTINUO AUMENTO DE LA INCIDENCIA. La nueva valoración se produce en medio de la preocupación entre las autoridades alemanas por el aumento de infecciones en el propio país.

Hace unas semanas se había logrado rebajar el nivel a los cinco casos en siete días, pero a partir de ahí empezó a subir de nuevo, de manera leve, pero continuada. Ese viernes, la media nacional se situó en los 13,2 casos.

El máximo nivel se registra ahora en la ciudad-estado de Berlín, con 21,5 casos. A partir de una incidencia acumulada de 35 casos se empiezan a adoptar medidas especiales restrictivas a escala territorial.

Estos niveles están muy por debajo del pico, que se alcanzó en diciembre, con 196,7 casos semanales por 100.000 habitantes. Por entonces quedó prácticamente paralizada la vida púbica, desde restauración hasta la cultura y los comercios no esenciales, situación que se prolongó hasta mayo, cuando se procedió a una reapertura cautelosa.

Tanto la canciller, Angela Merkel, como su ministro de Sanidad, Jens Spahn, y los expertos del RKI han advertido estos días del peligro de un nuevo aumento exponencial, que se plasmaría a partir de otoño.

Aproximadamente un 48,5% de la población tiene la pauta completa de la vacuna y un 60% recibió al menos una dosis. Sin embargo, el ritmo de vacunación ha disminuido y han aumentado, por contra, los contagios entre los jóvenes.

EFECTOS SOBRE EL TURISMO. La recalificación de España se esperaba, a tenor del aumento de contagios en ese país y pese a las primeras restricciones implantadas en regiones donde las infecciones se habían disparado.

Pese a que, a diferencia de lo ocurrido el año pasado, no hay una recomendación expresa de no viajar a las zonas de alto riesgo, la decisión podría hacer mella en los planes vacacionales de los alemanes.

Alemania es el segundo país que más viajeros envía a España, con 13 millones de turistas anuales, tan sólo por detrás del Reino Unido. La Baleares son el destino preferencial por definición del turista alemán.

Según la Asociación Turística de Alemania (DTV), en 2018 (últimos datos disponibles) un total de 55 millones de los 83 millones de alemanes realizaron 70,1 millones de viajes, con España como primer destino internacional (13%).

La recalificación se produce cuando empezaba a observarse una reactivación del sector y una recuperación de la confianza del ciudadano alemán hacia los destinos en el extranjero.

El pasado mayo, los turistas alemanes habían gastado en viajes al resto de Europa más que antes de la pandemia, según datos difundidos este viernes por el Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo).

Pese a las incertidumbres sobre esos desplazamientos y lo ocurrido el año pasado, en que se llegó a desaconsejar todo viaje turístico y se cerró el turismo interior, los ciudadanos alemanes parecen haber recuperado las ansias de viajar, estima el Ifo.

Durante la suspensión parcial de restricciones por la pandemia en el verano de 2020, los alemanes gastaron solo un 20% menos que antes de la crisis, mientras que en sus desplazamientos de larga distancia extraeuropeos hasta junio pasado el gasto era de menos de la mitad que el previo a la covid.

Lo rápido que se recupere el sector turístico dependerá "del avance de la vacunación, la propagación de más variantes del virus y de que la cuarta ola sea menor", concluye ese instituto.

Alemania exigirá cuarentena a los viajeros no inmunizados que...
Comentarios