martes. 25.02.2020 |
El tiempo
martes. 25.02.2020
El tiempo

Un incendio forestal en Monforte, sofocado por dos helicópteros

Un momento de las labores de extinción del incendio ocurrido en Reigada
Un momento de las labores de extinción del incendio ocurrido en Reigada
En las labores también intervinieron dos brigadas ► Por la tarde hubo otro en Bóveda, que se controló rápido

La alarma saltó al mediodía de este sábado en la ciudad de Monforte al verse una gran y densa columna de humo desde todos los puntos del casco urbano. Se trataba de un incendio forestal que se originó en la parroquia de Reigada, en una zona muy próxima al puerto seco. Dos helicópteros y dos brigadas forestales intervinieron en las labores de extinción, logrando controlar las llamas en solo dos horas. 

En los trabajos participó un helicóptero con base en Portomarín y otro que hay en O Marroxo, en la monfortina parroquia de Gullade, que descargaron sus bolsas llenas de agua de forma continuada sobre las llamas, cada tres minutos, ya que cargaban en una balsa situada en la zona de la antigua cerámica de O Castelo, próxima en línea recta al lugar del incendio. Estos helicópteros solo necesitan disponer de una fuente de agua que tenga tres metros de profundidad para cargar. Su actuación fue decisiva para que las llamas no se propagasen y extinguirlas en un tiempo récord. 

Un nutrido grupo de vecinos siguió en directo la extinción de las llamas desde los viales de acceso a la plataforma logística

También participaron dos brigadas forestales con sus respectivas motobombas. La rápida actuación de los servicios de extinción propició que se quemase muy poca superficie de monte bajo y arbolado. 

A las dos de la tarde se dio por extinguido el incendio, que fue seguido en directo y a muy poca distancia del foco por un nutrido grupos de monfortinos, en torno al medio centenar, ya que al lugar se accede por los nuevos viales que desembocan en el puerto seco monfortino. La gran columna de humo llamó su atención y no dudaron en coger el coche para saber qué pasaba. 

Por la tarde se produjo otro pequeño incendio en Vilarbuxán, en el municipio de Bóveda, que fue controlado rápidamente. 

RELATIVA TRANQUILIDAD. El sur de la provincia de Lugo se libró en lo que va de verano de incendios forestales de grandes dimensiones. La mayoría de ellos arrasaron pequeñas superficies, siendo el más grave uno sucedido en San Vitoiro, en la parroquia de Currelos (O Saviñao), donde se quemaron unas ocho hectáreas de monte bajo y arbolado. En este lugar hubo hasta cinco incendios, por lo que se piensa que todos fueron intencionados. 

Otros municipios del sur de Lugo afectados por las llamas en lo que va de verano fueron Monforte –en concreto, la parroquia de Marcelle, donde hubo dos–, Pantón y Carballedo.

Un incendio forestal en Monforte, sofocado por dos helicópteros
Comentarios