viernes. 03.12.2021 |
El tiempo
viernes. 03.12.2021
El tiempo

5.000 litros de aditivo para secar hormigón llegan al río Toxa, en Silleda

contaminacion auga.jpg
contaminacion auga.jpg

La consellería de Medio Ambiente ha calificado de "sabotaje" el vertido de unos 5.000 litros de aditivo para secar hormigón procedente de las obras del AVE en Campomarzo (Silleda) y que afectó al río Toxa, afluente del Deza y del Ulla.

El vertido obligó a cortar el suministro de agua en los concellos coruñeses de Padrón y Boqueixón y en el pontevedrés de Pontecesures, que este domingo quedó restablecido.

La fauna no se vio afectada
Donde siguen sin traída de agua es en la parroquia de Merza, del concello pontevedrés de Vila de Cruces, por estar próxima al cauce fluvial. El regidor cruceño, Jesús Otero, ha confirmado que hai unos 200 vecinos afectados y que estarán sin agua "al menos" hasta el martes, cuando se conozcan los resultados de los análisis. Según los análisis practicados por los técnicos de Medio Ambiente, no se ha producido mortalidad en la fauna.

En declaraciones a Radio Galega, el delegado de la consellería en Pontevedra, Juan Francisco Forján, aludió a un vertido procedente de tres depósitos que contendrían unos 20.000 litros de aditivo. Sin embargo, sólo llegaron al río "entre 4.000 y 5.000 litros".

Las investigaciones apuntan que la sustancia procede de tres depósitos que la empresa Canteras Industriales del Bierzo (CATISA) tiene situados en Campomarzo, cuyos propietarios denunciaron un supuesto caso de sabotaje ante la Guardia Civil.

Los contenedores, que albergaban unos 20.000 litros, aparecieron abiertos. Pese a que el derrame se produjo en la noche del viernes, no fue hasta la tarde del sábado cuando se detectó el problema.

5.000 litros de aditivo para secar hormigón llegan al río Toxa, en...
Comentarios