La Xunta prohíbe la pesca en varios cauces del río Pequeno, en Outeiro

Busca recuperar el río Pequeno, en donde un vertido mató cientos de peces, y sus afluentes

La Consellería de Medio Ambiente ha prohibido la pesca en el río Pequeno y sus afluentes, en el término municipal de Outeiro e Rei, para recuperar la fauna en esos cauces fluviales después de que el pasado 3 de abril un vertido provocase la muerte de centenares de peces.

La consellería, que informó de esa veda en el DOG de este lunes, ha decidido aplicar esa medida "urxente" en el río Pequeno, en donde se registró la mortandad de peces, y también "nas zonas de influencia que resultan vitais para rexeneración e recuperación poboacional do tramo afectado", según informaron desde ese departamento. En total, se verán afectados 16,2 kilómetros de cauces.

Desde Medio Ambiente indicaron que esa veda se mantendrá hasta la entrada en vigor de la normativa de pesca fluvial de la temporada de 2016.

Al margen de esta medida, centros como el Laboratorio de Medio Ambiente de Galicia y el hospital Rof Codina están analizando muestras de agua tomadas cuando se produjo el vertido, y de algunos de los peces retirados del cauce, para determinar el origen de este incidente.

Más en Medio Ambiente
Comentarios