miércoles. 20.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.10.2021
El tiempo

Explotaciones agrarias tradicionales para el Xurés

Serra do Xurés
Serra do Xurés

El plan de ordenación de los recursos naturales del parque natural de la Baixa Limia-Xurés, del que formarán parte todos los ayuntamientos de la zona, primará las ayudas a las explotaciones agrarias tradicionales y prohibirá la implantación de especies alógenas invasoras.

El Consello de la Xunta ha aprobado este plan de ordenación del parque, que cuenta con un presupuesto de 6,3 millones de euros, por el que se amplía la protección de este espacio, al incorporar 8.800 hectáreas más con los municipios de Bande, Lobeira y Calvos de Randín.

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, explicó, tras la reunión del Ejecutivo, que los tres nuevos ayuntamientos que se adherirán a la protección del parque del Xurés lo han hecho voluntariamente y por consenso, y se unirán así a los de Entrimo, Lobios y Muiños,

Ampliación del parque
El ámbito de actuación de plan se extenderá, de las 20.920 hectáreas con que cuenta en la actualidad, a otras nuevas 8.824 en que se ampliará, fruto de un consenso ''ejemplar'', según apunta el Gobierno gallego.

Con la ampliación de este parque a ayuntamientos de distinto signo político, destacó Touriño, también se pretende consolidar el proyecto de creación del gran área protegida internacional transfronteriza del parque gallego con el portugués del Geres, que sumara unas cien mil hectáreas protegidas y que ha sido propuesto a la Unesco como Reserva de la Biosfera.

El plan de ordenación de recursos naturales tiene como finalidad establecer un modelo de gestión que contribuya a su conservación y proteger su biodiversidad, ya que cuenta con 64 especies claves, así como integrar el medio con las exigencias económicas, para asegurar el desarrollo de la zona.

De esta manera, se primarán los aprovechamientos económicos que minimicen las afecciones sobre el territorio para mantener las políticas agrarias y se fomentará la agricultura tradicional. Las explotaciones situadas en el parque natural serán consideradas prioritarias para la concesión de ayudas.

Especies autóctonas
Por ello, en el parque estará permitido el cultivo y cría dentro de las explotaciones de especies o razas representativas de los sistemas tradicionales de Galicia. Mientras, estará prohibida la introducción de especies invasoras y el uso intensivo del fuego.

Además, y para fomentar el crecimiento socioeconómico del territorio, se posibilitará la creación de nuevas áreas de expansión urbanística y equipamientos y servicios que no pongan en peligro los valores naturales y paisajísticos del parque.

Así, se debe garantizar la integración de las edificaciones en el paisaje y el mantenimiento del estilo tradicional, para lo que se promoverán líneas de ayuda y se fomentará la rehabilitación frente a la construcción de nuevos edificios.

En las directrices del plan de ordenación se recogen medidas para la protección de bienes del patrimonio cultural, arqueológico o paleontológico, por lo que se permitirá el acceso regulado de personal investigador y de público.

La flora y fauna y los diferentes hábitats se protegerán mediante formas específicas de gestión y, si fuesen necesarias, se implantarán medidas de conservación.

Parque de Aloia
Por otra parte, la Xunta aprobó el plan rector de uso y gestión del parque natural del Monte Aloia, que cuenta con un presupuesto de 1,6 millones y cuenta con programas para la conservación de la biodiversidad, de aprovechamiento forestal y de uso público.

Con este acuerdo del Gobierno, el de Aloia se convierte en el primer parque natural de Galicia en contar con un plan de uso y gestión, que prevé el diseño de tres zonas: la de uso restringido, la de uso moderado y la de uso general.

Explotaciones agrarias tradicionales para el Xurés
Comentarios