jueves. 16.07.2020 |
El tiempo
jueves. 16.07.2020
El tiempo

Otro golpe al Plan Acuícola

acuicola_non_protestas_dentro.jpg
acuicola_non_protestas_dentro.jpg

Camelle se ha anotado un tanto en su lucha contra el Plan Acuícola proyectado por el Gobierno gallego, que prevé instalaciones en esta localidad y en Malpica, ambas en la Costa da Morte.

Según informa el colectivo ecologista Adega, la Asociación de vecinos A Pergoliña, la cara visible de las movilizaciones contra el Plan de la Xunta, ha confirmado que el Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha admitido a trámite el recurso contencioso-administrativo contra la Consellería de Pesca, que dirige la socialista Carmen Gallego.

En el recurso, los vecinos protestan por la pretensión de instalar una piscifactoría de 217.000 metros cuadrados en la localidad. La queja se une a otras elevadas al Supremo por los vecinos de Ribeira (piscifactoría de Laxe Brava), Carnota (Quilmas) y Muxía (Merexo), y a la desestimación de la demanda presentada por Acuinor contra Adega por la paralización de la 'granja' de Rinlo, en el municipio lucense de Ribadeo.

Los vecinos de Camelle han hecho valer el lema de las protestas contra el Plan: 'Galiza non se vende'. Así, han suscrito un documento por el que se comprometen a no vender los terrenos en los que Pesca pretende construír la piscifactoría.

Protección para zona 'virgen' de la costa gallega
Camelle ha sido protagonista de varias movilizaciones, apoyadas por la cofradía de la localidad, así como las asociaciones de vecinos y Adega, en las que se ha reclamado protección para la costa virgen, de altos valores naturales, y que cuenta con una gran riqueza pesquera y marisquera.

De hecho, el presidente de la Asociación de Veciños A Pergoliña ha advertido en repetidas ocasiones del impacto que tendrá la piscifactoría "prácticamente en medio del pueblo", así como los "vertidos" que producirá la planta, con un millón de metros cúbicos de aguas contaminadas, que afectarán a un criadero de marisco y a una de las pocas zonas vírgenes que quedan en la costa.

También denuncian que el Plan Acuícola busca "rodear esta costa con más de 30 hectáreas de hormigón y lonas negras", lo que supondrá un auténtico "desastre paisajístico". Critican que las futuras piscifactorías están "estratégicamente situadas" en el límite de la Red Natura, pero que esto no evitará que afecten a hábitats sensibles en Lugares de Interés Comunitario (LIC) de la Costa da Morte.

Otro golpe al Plan Acuícola
Comentarios