sábado. 24.10.2020 |
El tiempo
sábado. 24.10.2020
El tiempo

El traspaso de San Eufrasio al Concello abre paso a construir la rotonda con Fontiñas

El tramo de carretera que cede la Xunta se extiende hasta la conexión con el paseo del Rato. XESÚS PONTE
El tramo de carretera que cede la Xunta se extiende hasta la conexión con el paseo del Rato. XESÚS PONTE
La Xunta transfiere la titularidad de la LU-530 entre la estación de ferrocarril y el enlace con el paseo del Rato

El Consello de la Xunta aprobó este jueves la transferencia al Concello de Lugo de la calle San Eufrasio, con lo que se abre la vía a la construcción de la rotonda prevista en la conexión de esa vía con Fontiñas, uno de los principales puntos negros de la capital.

La Xunta acordó, en concreto, traspasar al Ayuntamiento de la capital la titularidad de 855 metros de la vía, la carretera LU-530, lo que supone que pasará a ser local el tramo que va desde la estación de ferrocarril hasta el enlace con la carretera del Rato.

El departamento de Infraestruturas de la Xunta remarcó que se mantendrán bajo la competencia autonómica los estribos y los muros del puente sobre el río Fervedoira, que se encuentra justo en el límite final del tramo de carretera que se transfiere.

El traspaso de San Eufrasio llevaba tiempo sobre la mesa y era necesario para que el Ayuntamiento pudiera abordar la construcción de una rotonda en el cruce con Fontiñas, que es una de las zonas de la ciudad en la que se producen más colisiones. Además de los frecuentes accidentes, el cruce suponía un problema en el tráfico de la ciudad debido a que, por la mala visibilidad, seran frecuentes las retenciones de tráfico.

El gobierno local tiene desde 2019 un proyecto para actuar en el punto negro

El departamento de Infraestructuras recordó que el traspaso se acuerda tras las obras de mejora que abordó la Xunta en la vía, en la que invirtió algo más de 300.000 euros. Esa intervención autonómica se extendió, en realidad, más allá del tramo que ahora pasará a manos municipales, ya que afectó al tramo que va desde la estación de ferrocarril de Lugo hasta el enlace con la A-6.

El traspaso era necesario porque la solución de construcción de una rotonda en el enlace con Fontiñas solo era posible si la vía era de titularidad local, según había puesto de manifiesto la alcaldesa, Lara Méndez, que fue quien solicitó la entrega de esa calle al Concello.

El acuerdo de ayer de la Xunta tendrá efectos casi inmediatos, ya que será efectivo una vez que se publique en el Diario Oficial de Galicia.

El Concello anunció en junio del año pasado que dispone ya de un proyecto para construir la rotonda que debe resolver los problemas de seguridad en el cruce entre San Eufrasio y Fontiñas. El coste de la obra se estimó en 153.000 euros.

La Xunta recordó que, tras el acuerdo de este jueves, el Concello pasa a tener competencia para actuar en la vía y asume a su vez la responsabilidad de su conservación y mantenimiento.

El traspaso de San Eufrasio al Concello abre paso a construir la...
Comentarios