sábado. 24.07.2021 |
El tiempo
sábado. 24.07.2021
El tiempo

La Xunta retira material del Xeral y paga las tasas para poder iniciar el derribo

2018112413220497363
Un furgón, en el túnel del Xeral. EP

El objetivo es aprovechar equipos de climatización ► El Concello prevé autorizar la demolición en días

La delegación de la Xunta en Lugo informó de que ayer mismo pagó la tasa correspondiente a la licencia que solicitó para derribar el antiguo hospital Xeral. La Xunta aportó copia del recibo bancario. La tasa asciende a 23.651 euros.

En días pasados, la Xunta pidió agilidad al Concello en la concesión de la licencia, a lo que el gobierno local respondió que antes la Xunta debía pagar la tasa. La administración autonómica fue informada el jueves de este requerimiento y este viernes hizo el abono. La previsión es que el permiso llegue durante la próxima semana, según avanzó el gobierno municipal, ya que el proyecto de derribo tiene el aval de los técnicos municipales. Los trabajos también cuentan con el visto bueno de la Dirección Xeral de Patrimonio, según informó el delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro.

El objetivo de la Xunta es iniciar el derribo cuanto antes. Esta semana informó de que adjudicó la obra de demolición a la empresa Tragsa. Para ir ganando tiempo, en tanto la licencia no llega, la Xunta está programando ya el acta de replanteo de las obras, que podría realizarse el próximo 3 de diciembre.

Asimismo, estos días la Xunta está retirando algunos elementos del edificio que podrían ser reaprovechados. En los dos últimos días hubo camiones y operarios trabajando en la zona de las antiguas consultas externas. La Xunta informó de que se estaban retirando equipos de la instalación de climatización.

La demolición del edificio costará 3,2 millones de euros y tendrá cierta complejidad por el volumen de la construcción y porque esta tiene partes de amianto, un material cuya retirada exige medidas especiales de seguridad porque se considera nocivo para la salud.

En el terreno que quedará libre está prevista la construcción de una residencia de personas mayores, comprometida por la Xunta, y de una nueva Comisaría de la Policía Nacional. Esta última infraestructura compete a la administración estatal. Hace unas semanas, el PP inició una ofensiva política para tratar de que el PSOE se comprometa con este proyecto. A raíz de eso, la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Fernández, remitió un escrito al Ministerio de Interior en el que solicita que esta obra se incluya en los Presupuestos del Estado. Sobre el futuro geriátrico, de momento tampoco consta que la Xunta haya dado pasos aún.

El gobierno local insiste en que para poder acometer nuevos proyectos en el terreno que dejará libre el antiguo hospital es necesario que la Xunta retome los trámites con el Estado que paralizó en primavera. El ejecutivo autonómico sostiene que lo hizo para agilizar procesos.

Además de la demolición del Xeral, la obra más inmediata en el antiguo complejo de A Residencia será la reforma del que fue hospital Materno, para centro integral de salud. El proyecto espera licencia municipal de obras.

La Xunta retira material del Xeral y paga las tasas para poder...
Comentarios