La Xunta recurre en el juzgado el tribunal de recursos contractuales de la Diputación

Ve innecesario este órgano porque ya existe un tribunal autonómico y considera que podría haber discrepancia de criterios. La Diputación defiende su potestad para crearlo y considera que así refuerza su cooperación con los concellos
Acto de constitución del TARCLU-1
photo_camera Acto de constitución del Tarclu, celebrado recientemente. FLAVIA MACÍA

La Xunta recurrió en el juzgado la creación del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Diputación de Lugo, que se constituyó formalmente la semana pasada.

El gobierno provincial sustanció la creación de este órgano en la Ley de Contratos del Sector Público, en concreto, en el apartado 4 del árticulo 46. El objetivo es resolver con mayor agilidad y eficacia los recursos especiales en materia de contratación de la institución provincial y de los ayuntamientos que quieran hacer uso de este servicio, según explicó el presidente del ejecutivo provincial, José Tomé.

Sin embargo, a pesar de que existe la posibilidad legal de crear otros órganos especializados en esta materia en la comunidad autónoma, la Xunta considera que el volumen de contratos públicos que se recurren en la provincia y la agilidad con la que resuelve esas reclamaciones el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia (Tacgal) no justifica la creación de otros órganos de este tipo, que no hay en ningún otro lugar de Galicia, precisa.

En el último año, en la provincia de Lugo hubo una veintena de recursos contra contratos de las administraciones públicas, según los datos a los que ha tenido acceso este diario, y el plazo medio de resolución del Tacgal fue inferior a un mes.

Por otro lado, se considera que la conformidad de la partes con las resoluciones del Tacgal es alta, ya que el porcentaje de las que llegan al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia no alcanza el 3%.

La existencia de un nuevo tribunal podría dar lugar a discrepancias en las resoluciones, lo que podría acabar generando discordancias y llevaría, según el criterio de la Xunta, a ineficacia.

Por la contra, la Diputación recalca que la creación de un tribunal propio no solo es una potestad legal sino que son órganos que también hay en otros lugares, como en las provincias andaluzas, apunta.

La composición del tribunal

La condición de funcionario y de especialista en contratación y derecho administrativo y la selección por convocatoria pública son algunos de los requisitos que, según la legislación autonómica, deben cumplir los integrantes de este tipo de órganos. Y son condiciones que, en el caso del nuevo tribunal de la Diputación no se cumplen en todos los casos, aunque la Xunta no fundamenta su recurso en este aspecto porque cuando lo presentó aún no tenía comunicación formal de los integrantes.

Los integrantes del tribunal de la Diputación son la expresidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas (presidenta); Edgar Clos (vocal), que fue presidente de la Audiencia Provincial de Lugo, aunque su especialidad es el derecho penal y no el administrativo, y Félix Mondelo (secretario), decano del Colegio de Abogados de Lugo, aunque no funcionario de carrera.

Los miembros del Tacgal son funcionarios de carrera, con experiencia dilatada y que desarrollan sus funciones con dedicación exclusiva, destaca la Xunta.

Comentarios