lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

La Xunta prevé licitar en 2019 las obras de la nueva estación de Lugo

Presentación de la intermodal. XESÚS PONTE
Presentación de la intermodal. XESÚS PONTE

La terminal de autobuses que se construirá tendrá 20 dársenas, como la actual, y un aparcamiento subterráneo con 192 plazas

La futura estación intermodal de la capital lucense costará unos 6,3 millones de euros. Así lo recoge el estudio previo que dio a conocer este viernes la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, que estima que el proyecto y las obras se podrían licitar el año que viene. Si bien prefirió no concretar plazos para su puesta en servicio. "Canto antes", aseguró.

La nueva estación facilitará casi 30.000 trasbordos anuales de viajeros entre el tren y los autobuses interurbanos, cifra que se podría duplicar cuando llegue la alta velocidad ferroviaria a la capital lucense.

Esta infraestructura tendrá una superficie de unos 4.000 metros cuadrados. Su emplazamiento se decidió entre las siete alternativas que se estudiaron. Irá integrada en la estación del ferrocarril, que será remodelada por Adif, entre la Praza Conde Fontao y la Ponte de Paradai.

"É unha infraestrutura estratéxica para aproveitar a chegada da alta velocidade"

Contigua a la del tren, la Xunta construirá la nueva terminal de autobuses. Tendrá 20 dársenas, como la actual, 15 serán operativas y otras cinco para regular el tránsito. Contará con un edificio para viajeros de unos 420 metros cuadrados de superficie y un aparcamiento subterráneo con 192 plazas. Este estacionamiento público convivirá con otro en superficie, que se ha comprometido a acondicionar Adif en una parcela suya, que se estima que podría tener capacidad para 250 vehículos.

De esos 6,3 millones que prevé invertir el Gobierno gallego, casi 2,8 se destinarán a las obras de la terminal de autobuses, 1,8 para el aparcamiento subterráneo y los 1,7 millones restantes para viales y urbanización.

Ethel Vázquez, que estuvo acompañada por el delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, aseguró que esta es "unha infraestructura estratéxica para aproveitar a chegada da alta velocidade", que contribuirá a "facilitar o intercambio entre os diferentes transportes" y a "facer cidade".

La titular de Infraestruturas e Vivenda destacó que la administración autonómica ha optado por "unha solución eficiente e funcional" para esta intermodal, como en el resto de las ciudades gallegas.

"CARA E FARAÓNICA". Este proyecto deja a un lado el encargado en 2010 por el Ministerio de Fomento, cuando su titular era el lucense José Blanco, que contemplaba una inversión de más de 13 millones.

La conselleira, a preguntas de los periodistas, hizo hincapié en que "a mellor estación é aquela que se pode realizar, non a máis cara e a máis faraónica". Ethel Vázquez dijo que el anterior proyecto no se podía acometer porque presentaba importantes carencias "para a explotación ferroviaria, a intermodalidade e a seguridade dos propios usuarios".

"Contribúe a facilitar o intercambio entre os diferentes transportes e tamén a facer cidade"

"O papel terma de todo e as maquetas tamén, pero coas excavadoras é outra cousa. Non todo é arquitectura. Hai que realizar proxectos viables e executables", señaló.

Ethel Vázquez, que indicó que ya le remitió este estudio previo a los otras administraciones implicadas, el Concello de Lugo y Adif, reiteró que en el plazo de un mes tendrá listo el convenio marco que recogerá los compromisos de las tres partes, pues Fomento remodelará la estación del tren y la administración local pondrá a disposición los terrenos y los accesos necesarios, tal y como acordaron en la reunión mantenida el pasado lunes en Madrid.

Se seguirá así la fórmula empleada con las intermodales de Santiago de Compostela, cuyas obras ya han sido licitadas, y Ourense, cuya adjudicación está a punto.

La conselleira aseguró que existe el compromiso de que las obras que tengan que afrontar las diferentes administraciones irán acompasadas, para no provocar retrasos.

AHORRO. Este estudio previo de la estación intermodal, cuya elaboración se llevó a cabo en casi seis meses, contempla además que con los trasbordos previstos los viajeros se ahorrarán más de 3.900 horas al año.

También se prevé que se reducirá la contaminación, pues se emitirán 137 toneladas anuales menos de dióxido de carbono (CO2). Está previsto que se mantengan las cinco líneas de autobús urbano que confluyen actualmente en las inmediaciones de la estación del tren.

El responsable del proyecto, David Cota, explicó este viernes, en el acto que se celebró en la sede de la Xunta en Lugo, que la nueva infraestructura "non afectará á fluidez do tráfico".
 

La Xunta prevé licitar en 2019 las obras de la nueva estación de Lugo
Comentarios