martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

Xunta y Estado cierran la retrocesión para la oficina de empleo de A Residencia

El edificio del Xeral para el que se cerró la retrocesión. XESÚS PONTE
El edificio del Xeral para el que se cerró la retrocesión. XESÚS PONTE

El Concello concedió permiso de obras para el colegio del Sagrado Corazón y los trabajos en la muralla

El Gobierno gallego autorizó la retrocesión del pabellón administrativo de A Residencia (la antigua escuela de Enfermería) para hacer una nueva oficina de empleo y formación.

En lo que fue escuela de Enfermería, la Xunta hará una oficina de empleo y este jueves autorizó la retrocesión del edificio, tras el acuerdo alcanzado la semana pasada con la Tesorería General de la Seguridad Social, que es la propietaria del inmueble. Ahora solicitará a esta una nueva cesión para destinar el edificio a oficina de empleo y poder licitar la rehabilitación, cuyo proyecto está "prácticamente rematado", asegura el Gobierno gallego. Con este fin, las consultas y el centro de día de salud mental que funcionaban en ese lugar ya fueron trasladados a la Praza de Ferrol hace semanas.

En tanto, la Xunta sigue ahora a la espera de la licencia municipal para hacer el centro integral de salud en el antiguo Materno.

AUTORIZACIONES. En tanto, tras semanas de reproches entre la Xunta y el Concello por la falta de licencias para obras pendientes en la ciudad y cuatro días después de las elecciones generales, este jueves se agilizaron trámites. El gobierno local aprobó las licencias para hacer el nuevo colegio del Sagrado Corazón y para los trabajos de conservación y mantenimiento de la muralla.

La licencia del colegio tiene un periodo de ejecución de 24 meses, ya que el objetivo es que el nuevo centro educativo esté en funcionamiento en el curso 2020-2021. De hecho, la Xunta advirtió en las últimas semanas de que si la licencia, que fue solicitada en diciembre pasado, no se concedía ya, se ponía en riesgo que el colegio estuviera listo en esa fecha. El retraso se debió a que el Concello tenía pendiente el proyecto de dotación de servicios de la parcela, que le corresponde ejecutar y cuya obra ya licitó.

El Concello también autorizó obras de mantenimiento en la muralla y aplicación de herbicidas, unos trabajos que están valorados en 235.000 euros y para los que la Xunta pidió permiso en agosto pasado. Cuando, hace unas semanas, el Gobierno gallego se quejó de la tardanza, la administración local alegó que nunca antes la Xunta había pedido permiso para esos trabajos, que se realizan anualmente, y que estaba a la espera de que aportara el visto bueno al proyecto arqueológico que debía aprobar la Dirección Xeral de Patrimonio.

Sigue pendiente la licencia para la musealización del túnel hallado hace años en el cubo VI de la muralla (cerca de la Rúa Ourense). En este caso, la disputa viene por el pago de tasas, que el Concello reclama y la Xunta considera abonadas con la obra que hizo cuando halló el pasadizo. El Gobierno gallego asegura que solo falta que el Concello se avenga a firmar un convenio porque los trabajos (colocación de un enrejado y de iluminación ornamental) afectarán a terrenos municipales.

Xunta y Estado cierran la retrocesión para la oficina de empleo de...
Comentarios