Miércoles. 19.12.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.12.2018
El tiempo

La Xunta comenzó a gestionar hace 10 años la retirada de escudos de Franco

Escudo franquista en la fachada del Lucus Augusti, ahora cubierto. AEP
Escudo franquista en la fachada del Lucus Augusti, ahora cubierto. AEP

Patrimonio dio el visto bueno a finales de 2017 al recubrimiento de los símbolos, una obra por la que pagó una tasa de 20 euros

La Xunta empezó las gestiones para eliminar de las fachadas de los institutos Lucus Augusti y Ollos Grandes hace más de diez años, casi once. Finalmente la obra no se hizo hasta los pasados meses de diciembre y enero y, ahora, pasado un año, acaba de suponerle una sanción por parte del Concello, después de que la Policía Local se percatase de la ausencia de uno de ellos muy recientemente.

La Ley de la Memoria Histórica fue aprobada a finales de 2007 y, en enero de 2008, la Consellería de Educación ya pidió a Patrimonio que informase sobre la retirada de esas señales, acogiéndose a esa norma. La decisión fue favorable, aunque se pedía un proyecto del estado definitivo.

De lo que se deduce de la recopilación de antecedentes de Patrimonio, durante una década no se hizo nada más con ese proyecto. En noviembre de 2017 se comunicaron de nuevo esas actuaciones a Patrimonio, pero sin la documentación técnica que definía exactamente qué se iba a hacer. Finalmente, se remitió esa documentación y la obra recibió autorización el día 28 de ese mes, con la obligación de presentar al acabarla una memoria que incluyera todo lo que se había hecho.

En la obra se realiza también un acabado con revoco para igualar la zona con el resto de los elementos de la fachada

El proyecto incluía el recubrimiento con un sistema de aislamiento técnico exterior. Con esa técnica se hace un hueco en el que se encaja el escudo. Es decir, se trata de una obra de cubierta del escudo no de eliminación. Se tapa, pero el escudo queda en el lugar, protegido.

Además, en la obra se realiza también un acabado con revoco para igualar la zona con el resto de los elementos de la fachada.

Según la documentación presentada por la Xunta para replicar a la acusación del Concello de que la obra es ilegal porque se hizo sin licencia, los trabajos tuvieron un presupuesto de unos 600 euros y se abonó la tasa municipal correspondiente, que ascendió a unos 20 euros.

La descripción de qué se hizo realmente difiere mucho según la haga una Administración u otra. Para la Xunta, la obra supuso el recubrimiento de dos escudos, de forma que estos queden protegidos, no visibles desde el exterior pero no dañados gracias a ese sistema de aislamiento. Para el Concello, en virtud de lo que aparece en el expediente sancionador, consistieron en "colocar un tablero" y, por tanto, "no son legalizables".

El Ayuntamiento recuerda en ese informe que la fachada del instituto Lucus Augusti está en un edificio catalogado e inventariado por lo que no se puede alterar de ninguna manera.

El expediente del Concello se inició después de que, a mediados del pasado mes de noviembre, y cuando las obras ya llevaban hechas once meses, la Policía Local denunciara que en el instituto se había colocado "un elemento que tapa el lugar donde posiblemente existía un escudo".

El informe no hace mención alguna a la fachada del instituto Nosa Señora dos Ollos Grandes, donde se hizo una obra idéntica para tapar otro.

Más símbolos
Una vidriera en el interior


Las obras de eliminación de señales franquistas en dos institutos lucenses supusieron cubrir dos escudos de las fachadas de Lucus Augusti y Ollos Grandes y la retirada de un solo elemento: la vidriera que representaba el águila franquista y se que encontraba en el vestíbulo del primer centro.

La vidriera fue enviada por la Consellería de Educación al Museo Pedagógico de Galicia, en Santiago. Sin embargo, el centro apostó por su devolución para ser conservada en el propio centro, en las instalaciones del museo que se puso en marcha este mismo año.

Cristal desigual
Las obras implicaron la sustitución de los elementos donde estaba el dibujo con otros vidrios y muchos se quejaron de que quedó desigual.

La Xunta comenzó a gestionar hace 10 años la retirada de escudos de...
Comentarios