sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Xosé Carlos Arias: "Si se retiran las políticas de estímulo antes de dos años sería un error muy importante"

Xosé Carlos Arias. AEP
Xosé Carlos Arias. AEP
El próximo mes saldrá a la luz 'Laberintos de la prosperidad', el tercer libro que este economista ha escrito con el presidente del Consejo Económico y Social, Antón Costas, a quien presenta este lunes en la charla del foro Encontros en El Progreso

El catedrático de la Universidade de Vigo Xosé Carlos Arias (Lugo, 1954) comparte con Antón Costas, además de la autoría de tres obras en la última década, la docencia y su amistad, una serie de preocupaciones intelectuales por la evolución de la actividad económica, la relación entre la economía y la política y las reformas.

¿Qué lección nos imparten en su nuevo libro?
Hacemos una llamada de atención de que no vaya a ser que hagamos una sociedad más digital y más verde para uso exclusivo de una cierta elite porque esto sería letal sobre el tejido social.

Ver más | Antón Costas ofrecerá este lunes, a las 20.00 horas en el Círculo de las Artes de Lugo, una conferencia sobre el paisaje tras la pandemia y sus cicatrices sociales y económicas, dentro del foro Encontros en El Progreso

La conferencia aborda la pospandemia, ¿como saldremos de ella?
Las condiciones en que salimos de este fenómeno imprevisto, de este gran shock , como en la crisis financiera de 2008, son de incertidumbre radical. Es muy difícil hacer cálculos y predicciones precisas. La salida coincide además con un cambio estructural a gran escala en la economía y probablemente en la sociedad, que pasa por la doble transición: la digitalización masiva y la economía verde. Al mismo tiempo hay otras transformaciones en marcha, como ir hacia una globalización muy diferente a la que hemos conocido, que se enmarca además en un contexto social y político muy complejo, como la percepción de la creciente desigualdad o el malestar muy extendido que da auge a los populismos. Otro de los hechos novedosos es que los gobiernos están teniendo una actitud mucho más proactiva de lo que tuvieron frente a la crisis de 2008, no solo para recuperar lo que perdimos con la crisis sanitaria sino también para combinar esto con la introducción de un factor de cambio estructural, como son los fondos europeos, el plan de resiliencia...

"Soy partidario de que se suba el SMI, pero no los salarios en general porque podría tener un efecto en la inflación"

¿Qué pasos se deben dar?
Un paso muy importante es el mantener durante un tiempo las políticas de estímulo, no retirarlas demasiado pronto porque volveríamos a una situación de contracción económica. Esto se hizo en la crisis de 2008, lo que provocó entonces una segunda recesión. No soy partidario de mantenerlas durante un periodo larguísimo, como algunos economistas creen, pero si se retiran antes de dos años sería un error muy importante. El segundo es que estamos un momento muy importante para las políticas industriales, que fueron muy abandonadas hace 30 o 40 años. Incluso hubo un ministro de Economía en España que llegó a decir que la mejor política industrial era la que no existía. El tercero es tener mucho cuidado con los efectos sociales de la economía sobre la distribución de la renta, porque hay sectores que se han depauperado.

¿Qué opina de medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)?
Soy partidario de que se suba el SMI. Es una decisión que va en la línea correcta. El nuevo Gobierno alemán está comprometiendo una subida del 25%. Pero no soy partidario de que se realice una subida de los salarios en general porque podría tener un efecto perverso en la inflación.

¿Y los impuestos?
Es importante entender que los impuestos son un elemento fundamental para el progreso. No soy partidario del razonamiento simplista del populismo de presentar la reducción de impuestos como algo que va a mejorar la situación de los ciudadanos en general. España aún tiene una presión fiscal que está por debajo de la media de la Unión Europea y tiene que hacer en los próximos años un esfuerzo muy importante de gasto público. Todo esto requiere tener una actitud hacia los impuestos de dignificación. Además, tenemos un nivel de deuda pública de entorno al 120% del PIB que requiere un tratamiento. La forma más sana de afrontar este asunto es cambiar la estructura impositiva para que contribuya mejor a la distribución y a la eficiencia económica, eliminando por ejemplo cantidad de vías de escape que hay de desgravaciones, que convierten el sistema fiscal en una jungla.

Xosé Carlos Arias: "Si se retiran las políticas de estímulo antes...
Comentarios