martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

Voluntarios acompañan a pacientes oncológicos a citas y trámites en el Hula

Marisa Rodríguez, voluntaria de Somos, en un mostrador de citas del Hula. EP
Marisa Rodríguez, voluntaria de Somos, en un mostrador de citas del Hula. EP

Oncología y Somos Unidos  por el Cáncer inauguraron el lunes el servicio, que funcionará diariamente de diez a una, y que tiene como objetivo ayudar a los enfermos a orientarse por el hospital y a organizar sus citas

LUGO. Oncología del Hula estrenó ayer un servicio de acompañamiento de pacientes, a cargo de voluntarios de la asociación Somos Unidos por el Cáncer. El objetivo es facilitarles la orientación por el hospital, el cumplimiento de sus citas y la gestión de trámites.

Los médicos se encuentran con situaciones en las que algún paciente incluso se salta una sesión de su tratamiento. «No es algo que ocurra a menudo pero sí se da, a lo mejor, dos o tres veces al mes», explica el jefe de Oncología, Sergio Vázquez. Atribuye la confusión a, por ejemplo, acudir muy nervioso a la consulta, de forma que resulta complicado concentrarse en las indicaciones. A otros pacientes, algunos mayores y que van al hospital solos o acompañados de otro familiar también de avanzada edad, les cuesta llegar a los distintos puntos del centro donde se tienen que hacer una prueba o entregar un volante. También les puede resultar complicado tener claro el orden en el que tienen que hacer esos trámites.

«Lo que queremos es hacer todo ese proceso lo más cómodo posible para el paciente», dice el doctor Vázquez, que explica que es el especialista, si percibe que el paciente se puede beneficiar de este servicio el que avisa a los voluntarios.

Del otro lado del proyecto se encuentra la asociación Somos, Unidos por el Cáncer. Cada día, de lunes a viernes, un socio voluntario permanecerá en la sala de asociaciones del hospital armado con un busca. Si algún oncólogo le avisa acude a la consulta a conocer al paciente al que acompañará en su periplo de esa jornada por el hospital. «Hay pacientes que tienen problemas de movilidad y otros a los que les resulta muy complicado moverse por el hospital. Muchos tienen que, primero, hacerse una analítica y después, recibir el tratamiento. Otros ir a pedir varias citas, a hacerse pruebas y llevar volantes. El voluntario les acompaña y ayuda en lo que necesiten», explica José Manuel Vázquez, presidente de Somos.

Los voluntarios llevan un busca y el médico requiere su presencia cuando algún paciente puede precisar de su ayuda

En el primer día del nuevo servicio y para familiarizarse con el trabajo prestaron su ayuda dos: Marisa Rodríguez y Pilar Presas. Ellas y otras tres socias de Somos -María Dolores Guerredo, Ana Argiz y Bea Seijas- se reparten los cinco días laborables en los que se prestará el servicio. «Algunas de estas socias están familiarizadas con el circuito que hacen los pacientes por experiencias previas y otras simplemente quieren colaborar con este proyecto y con los enfermos de cáncer», apuntó Vázquez.

HUMANIZACIÓN. El jefe de Oncología explicó ayer que este proyecto forma parte de un amplio proyecto de humanización del servicio y que incluye otras actividades, como los talleres que se imparten en el hospital de día de Oncohematología. Parte de ellos se enfocan a potenciar el bienestar físico y emocional de los enfermos oncológicos, como los de relajación y yoga, nutrición y sexualidad. Otra parte alude al autocuidado y al fomento del conocimiento de la enfermedad. Entre estos últimos se imparte uno sobre ensayos clínicos.

«Conviene que los pacientes sepan qué son y para qué sirven. Que además de darles acceso a un tratamiento diferente al convencional, con su participación ayudan a la investigación sobre la enfermedad. También se les recuerda que es una decisión personal que no se toma inmediatamente, que conviene que se lleven el consentimiento informado a casa y lo lean con calma», señala.

Por otra parte, el servicio tiene la intención de cambiar la sala de espera del hospital de día de Oncohematología, lugar donde los enfermos y las familias pasan mucho tiempo a diario, para que resulte menos fría.

También Somos Unidos por el Cáncer ampliará su colaboración en la humanización del hospital y trabaja en dos nuevos proyectos que espera ver materializados pronto: la presencia de una nutricionista en Endocrinología para asistir al paciente oncológico y la de una enfermera que oriente sobre prótesis foniatras.

Voluntarios acompañan a pacientes oncológicos a citas y trámites en...
Comentarios