jueves. 17.10.2019 |
El tiempo
jueves. 17.10.2019
El tiempo

El violador del estilete siembra el miedo en el municipio asturiano de Belmonte de Miranda

Vidal Anido, a su llegada a la Audiencia Provincial de Lugo, donde fue juzgado en 2014 por un intento de agresión sexual. XESÚS PONTE (AEP)
Vidal Anido, a su llegada a la Audiencia Provincial de Lugo, donde fue juzgado en 2014 por un intento de agresión sexual. XESÚS PONTE (AEP)

Vidal Anido estuvo en la cárcel más de 30 años por dos violaciones en los años 80 y otros 21 meses por un intento de agresión sexual en Lugo

Los vecinos del ayuntamiento asturiano de Belmonte de Miranda han manifestado su temor tras conocer que Félix Vidal Anido, el conocido como violador del estilete, había sido visto en el término municipal.

Tal y como recogió el programa Las Mañanas de TVE este lunes, la asociación de vecinos e incluso el Concello se interesaron por las medidas de vigilancia impuestas a Vidal Anido, y lamentaron saber que no existe ninguna en particular ya que se trata de una persona ya libre, que ha cumplido con la justicia. 

Vidal Anido salió de la cárcel palentina de Dueñas el 31 de diciembre de 2016 tras cumplir una condena de 21 meses de cárcel por un intento de agresión sexual en Lugo. Había salido de la cárcel en aplicación de la doctrina Parot tras cumplir más de 30 de los 70 años a los que fue condenado por dos violaciones en los años 80.

El último paradero de Vidal Anido se cree que fue Barcelona. Los vecinos de su Pol natal también temieron que se instalara en el municipio.

El subdelegado del gobierno en Lugo, Ramón Carballo, ha asegurado este martes que no se hace "ningún seguimiento especial" de Félix Vidal Anido, más conocido como el 'violador del estilete', que ahora reside en Belmonte de Miranda con su pareja. "Es una persona libre y, por lo tanto, no tenemos ningún seguimiento especial hacia esa persona, fuera de la alarma que pueda crear allí donde pueda estar residiendo", ha manifestado. 

Vidal Anido estuvo en prisión más de 30 años, tras ser acusado de unas 50 violaciones, todas ellas en los años 80, y luego de permanecer, también, entre rejas, 21 meses por un delito de coacciones por intentar asaltar a una mujer en su domicilio de Lugo tras abandonar la cárcel a causa de la anulación de la denominada Doctrina Parot. Se había trasladado desde Pol, donde viven sus padres, a la ciudad donde consumó esa agresión a finales de 2015.

 "ES UNA PERSONA LIBRE". El propio subdelegado ha recordado que el violador del estilete "estuvo residiendo en Pol una temporada". "Ahora, según la información que tenemos, tiene una pareja y supongo que estará viviendo donde él elija y tiene todo el derecho para elegir el lugar donde vivir y tampoco ser molestado si no comete ningún delito", ha subrayado. 

"Es una persona libre que tenemos que respetar. Así se hizo mientras vivió aquí en nuestra provincia. Es una persona libre y tiene todo el derecho de elegir donde él desea vivir", ha zanjado. 
 

El violador del estilete siembra el miedo en el municipio asturiano...