sábado. 30.05.2020 |
El tiempo
sábado. 30.05.2020
El tiempo

El viejo Xeral se borra del mapa

Edificio del viejo Xeral. XESÚS PONTE
Edificio del viejo Xeral. XESÚS PONTE

A Residencia perderá este año su edificio más emblemático, pero no contará todavía con el nuevo centro de salud. Todo apunta a que Hemodinámica abrirá al fin 24 horas

La sanidad lucense estrenará el año con cambio de panorama en el barrio que durante años concentró gran parte de su actividad: el Xeral será borrado del mapa. Esa obra, de la que ya se han dado en 2018 los primeros pasos, será fundamental para A Residencia y seguramente una realidad antes de las municipales.

No correrá la misma suerte el centro de salud integral que la Consellería quiere instalar en el barrio. Aunque prometido su inicio para este año, los trámites están menos avanzados. Puede haber cambios estéticos, pero la reforma se hará esperar. Pasará Lugo otro año con el PAC en Fingoi y con el centro de salud de A Milagrosa, al que se pretende aligerar de la mitad de los pacientes cuando abra el de A Residencia, aún atestado.

Otro proyecto que parece prácticamente seguro es la apertura 24 horas de la unidad de Hemodinámica del Hula. ¿Por qué este año y no otro, cuando se lleva dando por hecho tanto tiempo y Sanidade no acaba nunca su brazo a torcer? En primer lugar, de nuevo, por las elecciones municipales. Aunque es imposible atribuir a un solo factor la pérdida o victoria de unos comicios, es innegable que la ausencia de este servicio influyó en los resultados de Jaime Castiñeira. El PP no quiere que le vuelva a ocurrir lo mismo a su candidato actual, Ramón Carballo. Pero, además, el servicio de Cardiología del Hula ya lleva funcionando en un horario extendido hasta las diez de la noche todos los días y los resultados son buenos. Es decir, ya hay una guardia localizada para hacer angioplastias primarias fuera de horario de oficina, por lo que lo único que hace falta es extenderla.

La promesa del presidente de la Xunta de que se habilitarán nuevos contratos de hasta 3 años a los facultativos que acaben la residencia

La única dificultad de ese proyecto está, paradójicamente, fuera de la provincia. Si Lugo abre 24 horas también es justo que lo haga Ourense, pero se trata de un servicio sin hemodinamistas, donde los especialistas se trasladan cada mañana desde Vigo. Por las tardes, noches y fines de semana, el 112 lleva a los pacientes infartados a Vigo. La adaptación del servicio ourensano para poder atender infartos 24 horas es, por tanto, más compleja y podría retrasar la ampliación en Lugo.

Con bastante probabilidad el punto caliente de la actualidad sanitaria esté este año en Atención Primaria. No se puede descartar que las movilizaciones en Vigo, muy similares a las que se viven en otras comunidades, desde Andalucía hasta Castilla La Mancha, se reproduzcan también en Lugo. Como el resto, la provincia también tiene médicos sobrecargados, facultativos aún sin plaza que acumulan decenas de contratos en un mes (muchos de un día) y algunas listas de espera de días en un nivel asistencial en el que el objetivo es que sea cero. Pero también cuenta con cupos bajísimos en algunos centros de salud del rural y algunas ventajas en la derivación, como el sistema Hermes que permite que más de cien patologías puedan ser vistas por el especialista en menos de tres semanas.

La promesa del presidente de la Xunta de que se habilitarán nuevos contratos de hasta 3 años a los facultativos que acaben la residencia es muy compleja de aplicar. No está claro cuándo se podrá contar con ellos ni qué grado de movilidad implicarán.

Lo que sí parece claro es que la ausencia de pediatras se gestionará permanentemente como se hizo en verano: agrupándolos en algunos centros de salud.

El viejo Xeral se borra del mapa
Comentarios