jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

Un vídeo viral pone el foco en el Banco de Alimentos

El coche que se hizo viral. EP
Una mujer en un coche de gama alta recoge bolsas en la nave de la entidad, que alega que no es usuaria y ayudaba a tres familias amigas

Un vídeo de una mujer que conduce un coche de gama alta recogiendo, junto a otras personas, varias bolsas del Banco de Alimentos se hizo viral en las últimas horas y puso el foco, como otras veces, en el funcionamiento de la institución.

Esta es una organización de voluntarios que hace acopio y clasificación de alimentos y ayudas monetarias para el mismo fin y que tiene acuerdos con otras entidades para el reparto. En la ciudad se ocupa del mismo la asociación Aviva (vinculada a la iglesia evangélica) en colaboración con Ameis (asociación magrebí-española). Según la información aportada este miércoles por Amadora Núñez, responsable del Banco de Alimentos, la conductora grabada no es beneficiaria sino que ayudaba a tres familias musulmanas para transportar los alimentos "porque, pola súa cultura, estas mulleres non poden ir en coche con ningún home que non sexan os seus maridos", explicó Núñez.

El responsable del reparto de Aviva, Edwin Bueno, no pudo confirmar esta ni otra circunstancia porque asegura que a través del vídeo no es capaz de identificar a la mujer. Explicó, no obstante, cuál es el funcionamiento de esta red de ayuda y aseguró que "no hay ningún caso de personas con ingresos suficientes que reciban nuestra ayuda".

Bueno explicó que, para dar de alta a un usuario, se le pide documentación que acredite sus ingresos, sus gastos y las personas que forman parte del núcleo familiar, como la tarjeta del paro, certificados de la Xunta y de la Seguridad Social y certificado de empadronamiento conjunto. Se revisa esta situación aproximadamente cada tres meses, asegura, y si se considera que la situación socioeconómica del beneficiario no requiere la continuidad de la ayuda, o no en la misma medida, se le retira o se le espacia a quince días o un mes.

Edwin Bueno recordó que Aviva trabaja con voluntarios y que no tiene capacidad para hacer un análisis más profundo de la situación de cada familia. Precisó, no obstante, que no se puede presuponer que una persona con un coche o un artículo de cierta gama no pueda necesitar ayuda en un determinado momento. Hay casos de gente venida a menos, dice.

Un vídeo viral pone el foco en el Banco de Alimentos