lunes. 18.01.2021 |
El tiempo
lunes. 18.01.2021
El tiempo

La vida sale en Lugo del bar a la calle

Una vista del centro de Lugo, lleno de gente. VICTORIA RODRÍGUEZ
Una vista del centro de Lugo, lleno de gente. VICTORIA RODRÍGUEZ
A falta de locales de hostelería, los lucenses llenan espacios públicos y se adaptan a tomar el café en los bancos y pedir comida para llevar

El café es sagrado. Que los bares estén cerrados no implica que los lucenses renuncien a él y, al más puro estilo americano, las calles de la ciudad se llenaron este lunes de gente que se tomaba el café sentada en un banco o caminaba con él, en vasos de papel, en la mano. Muchas cafeterías se reinventan para ofrecer al menos ese servicio, mantener clientes y conservar una mínima actividad.

La ciudad vivía su primera jornada laboral con la hostelería cerrada y, aunque para muchos se hizo raro, la mayoría buscó alternativas. La vida en la calle fue intensa y, a falta de espacios recogidos en los que tomar algo y, quizás, echar una partida, las calles se llenaron de gente paseando.

El centro y las principales zonas comerciales de la ciudad fueron el escenario de esa vida alternativa que los lucenses se van creando de nuevo tras el cierre de establecimientos hosteleros y la limitación de actividades.

Los churros de Don Pepe volvieron a ser un buen reclamo en una tarde agradable para pasear pero con las actividades muy limitadas. Si la churrería ambulante que cada invierno se instala en Rodríguez Mourelo es siempre un éxito, este año va camino de convertirse en un fenómeno. Los lucenses hacen ahora cola para comprar. El domingo se arremolinaron decenas de personas, dejando una estampa insólita, pero este lunes fueron de nuevo muchos los que volvieron a acudir en masa en busca de unos churros para merendar.

Muchos se preguntan si las formas de vida acabarán cambiando también en Lugo a raíz de la pandemia. Y es que las estampas en la calle empiezan a recordar las que se pueden ver en Estados Unidos, o en muchas grandes ciudades del mundo: la gente con el café por la calle o comiendo en el banco de un parque.

Hay, de hecho, establecimientos que cada vez vuelan más alto con el negocio de la comida para llevar. Si durante muchos años fueron las pizzerías y algunas hamburgueserías las que copaban el negocio de la comida a domicilio, ahora son ya muchos los que han encontrado un nicho en ese sector. El fin de semana hubo colas en locales que preparan comida para llevar y el churrasco a domicilio lleva meses siendo un éxito en Lugo, por ejemplo.

Es la vía que han encontrado algunos negocios para seguir trabajando y la que ha permitido a otros crecer exponencialmente.

Los lucenses se van acomodando, así, a una vida fuera de los bares y lo que está por ver es hasta que punto pervivirán esos nuevos estilos de vida una vez que los bares reabran y la vida pueda volver a colarse en ellos.

La vida sale en Lugo del bar a la calle
Comentarios