Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Veterinaria recibe a los evaluadores europeos el 24 con los deberes hechos

Quirófano del hospital Rof Codina. VICTORIA RODRÍGUEZ
Quirófano del hospital Rof Codina. VICTORIA RODRÍGUEZ

El decano señala que el centro cumple los 22 indicadores que exige el examen de la Eaeve

LUGO. El equipo de evaluadores que examinará la facultad de Veterinaria a finales de mes para renovar la acreditación de la Asociación Europea de Centros de Educación Veterinaria (Eaeve en sus siglas en francés) llegará a Lugo el día 24 de este mes. En la facultad todo está listo para recibirlos y ya solo queda cuadrar la agenda de los evaluadores para que puedan visitar todas las instalaciones vinculadas a esta institución universitaria y entrevistarse con los distintos colectivos implicados, desde profesores a personal de administración y servicios, alumnos o clínicas colaboradoras.

El decano de la facultad, Germán Santamarina, señala que están tranquilos respecto a lo que se va a encontrar la comisión examinadora, aunque con el nerviosismo lógico de los preparativos de la visita. «Cumplimos todos los indicadores que se exigen», apunta Santamarina, que señala que se les pide cumplir unas ratios determinadas en aspectos como número de animales, profesorado, horas de prácticas, entre otros muchos requisitos.

Además, parte de las instalaciones del centro han sido reformadas y mejoradas, así como las del hospital veterinario Rof Codina, otro pilar importante en la evaluación.

La comisión de la Eaeve estará compuesta por un coordinador, un alumno y especialistas de las distintas áreas de conocimiento implicadas. Los miembros proceden de Finlandia, Australia, Reino Unido, Francia, Italia, Noruega y Bélgica. No hay ninguno español porque una de las normas de la evaluación requiere que no haya examinadores del mismo país que el centro evaluado.

Esta es la tercera vez que el centro universitario lucense se somete al escrutinio de la Eaeve. La primera fue en 1998 y en aquel entonces la comisión encontró deficiencias que debieron corregir en un plazo de dos años. La acreditación llegó en 2000 después de haber subsanado las cuestiones señaladas por los examinadores. Como la acreditación es perecedera, los centros deben pasar un examen cada diez años -aunque ahora se ha acortado a siete- para demostrar que siguen cumpliendo los estándares europeos, así que en 2008 la facultad volvió a pasar por el trance.

El 29 se conocerá la primera impresión

Los miembros de la comisión evaluadora llegarán a Lugo el día 24, aunque esa jornada se dedicará únicamente a su recepción. Las visitas y entrevistas comenzarán al día siguiente, 25, y continuarán el 26 y el 27. El 28, último día de estancia en Lugo de los evaluadores, la comisión expondrá ante una representación de la comunidad educativa de la facultad sus primeras impresiones, de las que ya se podrá deducir, confía el decano, en qué sentido irá su evaluación. Posteriormente, el centro recibirá un informe pormenorizado en el que se especifica tanto los méritos como las deficiencias, si es que hay alguna.

Organización
La propia facultad de Veterinaria es la encargada de organizar y sufragar el viaje y la estancia de los examinadores. En la presente anualidad del plan de actuación del Campus Terra, dotado con financiación de la Xunta, se reservó una partida para este fin.

 

Veterinaria recibe a los evaluadores europeos el 24 con los deberes...
Comentarios