martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

Vending Lucus busca seguir expandiéndose a nivel nacional e innovando productos

Javier Seijas, en la sede de Vending Lucus en el parque empresarial de As Gándaras. XESÚS PONTE
Javier Seijas, en la sede de Vending Lucus en el parque empresarial de As Gándaras. XESÚS PONTE
La empresa lucense cuenta con más de 650 máquinas expendedoras en servicio en organismos públicos, como el Hula, y empresas privadas 

Javier Seijas instaló su primera máquina expendedora en su pueblo natal, en Santa María de Gondar, al pie del Camino Primitivo para ofrecerles refrescos a los peregrinos. Pretendía obtener unos ingresos extra. Se percató de que en el tramo de esa ruta jacobea "entre Castroverde y Lugo", según explica, los caminantes no disponían de un establecimiento para reponer líquidos tras el esfuerzo. De esa necesidad hizo virtud. Vio un nicho de negocio. Entonces constituyó con su  hermano José Manuel una empresa, Vending Lucus.

En solo seis años tiene más de 650 máquinas instaladas en organismos públicos y empresas privadas de las provincias de Lugo, Ourense y A Coruña. Ha pasado de dos trabajadores, una furgoneta y un bajo en el barrio de A Residencia, cedido gratuitamente por un familiar, a 22 empleados, una amplia flota de vehículos y una nave propia en el parque empresarial de As Gándaras.

Aquella primera máquina expendedora instalada al lado del Camino de Santiago solo disponía de cuatro tipos de bebidas. Las que funcionan actualmente ofrecen hasta 50 variedades de productos: bocadillos, sándwiches, fruta, snacks, gominolas y refrescos, entre otros.

Vending Lucus copa "el 75% o 80% del mercado en Lugo con nueve rutas", asegura su gerente. Desde hace un año gestiona las expendedoras del Hula, en donde tiene instaladas 38 máquinas, que funcionan las 24 horas los 365 días del año.

La empresa lucense copa el 75% o el 80% del mercado en la provincia de Lugo con nueve rutas

En ese vertiginoso crecimiento Javier Seijas alude a las "puertas" que le abrieron patronos lucenses como Jesús Neira, Víctor Ferreiro y Javier Rodríguez y al capital humano de su empresa. "Los trabajadores siempre están ahí para ayudar", dice.

La empresa está inmersa en un proceso de expansión. Como en su cartera de clientes figuran firmas de ámbito nacional tiene alianzas con operadores locales para distribuir en Castilla y León, Madrid, Valencia y Andalucía.

Javier Seijas hace hincapié en que su "gran objetivo es seguir expandiéndonos a nivel nacional" y reforzar su presencia en dos ciudades próximas en las que ya ha desembarcado, A Coruña y Santiago de Compostela.

Vending Lucus cuenta además con ocho 24 horas en enclaves estratégicos de la capital lucense

Ese crecimiento también se produce a nivel local. La empresa tiene ocho 24 horas en la capital lucense —cuatro de ellos los abrió en los últimos dos meses—. Son máquinas expendedoras que se encuentran en locales en los que comparten actividad con otros negocios. Pretende de esta manera diversificar sus puntos de venta. 

"Están estratégicamente situados, en lugares muy visibles y de tránsito (Medusa, Rúa Vilalba, Avenida da Coruña...)", precisa Javier Seijas.

Una de las señas de identidad de Vending Lucus es su obrador en caliente. Su gerente indica que es la única firma del sector que cuenta con este servicio. Siete trabajadores, en dos turnos, de día y de noche, elaboran los productos.

Ofrece 60 tipos de bocadillos (tortilla española, calamares, puntillas, bacon, lomo...) y otros 25 de sándwiches (atún y tomate, cangrejo, mixto, vegetal...).

Los productos que elabora en su obrador se envasan en atmósfera protectora para mantener sus sabor y garantizar su durabilidad

"Todo lo que se hace en el obrador es artesanal, con recetas caseras y se vende exclusivamente en nuestras máquinas. No hay nada industrializado, solo el envasado, que se realiza en atmósfera protectora, que permite mantener su sabor y garantiza su durabilidad", afirma el gerente de la empresa lucense, que pone el ejemplo de la tortilla, que aclara que "no es congelada, se hace a diario".

No todas las expendedoras disponen de esta amplia gama de productos. Como se elaboran y se reponen cada día los tienen aquellas máquinas que se encuentran en un radio de acción de Lugo de unos 120 kilómetros.

Javier Seijas recuerda los duros momentos pasados en la pandemia con unas 250 expendedoras paradas durante tres meses. No presentó Erte, ni redujo jornadas laborales. Aprovechó, según dice, para "innovar productos y formar a los trabajadores".

Hasta 1.500 bocadillos diarios
Vending Lucus, que es una de las tres empresas más importantes del sector en Galicia, llega a elaborar en su obrador del parque empresarial de As Gándaras unos 1.500 bocadillos al día.

Javier Seijas señala que la puesta en marcha del obrador pretende también ofrecer "un vending más saludable cada día, bocadillos, sándwiches, fruta, yogures..., y no tanto producto ultraprocesado, como bollería".

Este empresario advierte también del "preocupante" problema al que se está enfrentando debido "a la falta de materiales", como envases para bocadillos y sándwiches y vasos de cartón para café, y "a la gran subida de precios en todas las materias primas".

Vending Lucus busca seguir expandiéndose a nivel nacional e...
Comentarios