Miércoles. 24.01.2018 |
El tiempo
Miércoles. 24.01.2018
El tiempo

Veinte enclaves en Lugo conforman el circuito de sexo en áreas públicas

Parque de Os Paxariños. AEP
Parque de Os Paxariños. AEP

Aparcamientos, baños públicos y áreas verdes constituyen lugares de encuentros sexuales fortuitos, especialmente en el entorno gay

Los encuentros sexuales fortuitos y totalmente a ciegas en determinados sitios públicos tienen dos nombres en inglés: 'cruising', si están dirigidos a población gay, o 'dogging', si son entre heterosexuales. Ambos fenómenos se pusieron de moda hace unos años, por obra y gracia de internet, dado que la tecnología facilita los contactos con desconocidos solo con descargarse una aplicación para el móvil o con acceder a algunas páginas en la red.

Los interesados en este tipo de prácticas no buscan una relación de pareja sino que solo tienen interés por un encuentro sexual gratuito y voluntario entre adultos que, sin embargo, no se conocen de nada y, quizás, ni se vuelvan a ver en la vida.

Grindr, para homosexuales, o Tinder, para heteros son las aplicaciones para teléfonos móviles más recurridas para poder contactar con alguien que busque el mismo plan sexual. Si se prescinde de las Apps, también hay páginas web que ofrecen este mismo servicio simplemente con un registro gratuito como, por ejemplo, www.gays-cruising.com o www.mispicaderos.com.

Entre las áreas verdes están el parque de Os Paxariños o el parque Marcos Cela, donde —según las webs— "hay gays haciendo deporte muy machos y muy sumisos"

Aparcamientos, baños públicos, zonas verdes y áreas de descanso en autopistas y autovías son algunas de las zonas más recurridas para este tipo de encuentros donde, en algunos casos, llegó a haber ya protestas vecinales por la proliferación de coches aparcados, especialmente de noche, en determinadas zonas con el citado objetivo.

Eso sucedió, por ejemplo, en el municipio pontevedrés de Vilaboa, donde el alcalde, José Luis Poceiro, pidió a Fomento; a Audasa, la empresa que gestiona la autopista AP-9, y a la Subdelegación del Gobierno que pongan medidas para evitar este tipo de prácticas en las dos áreas de descanso de Bértola donde, además, ahora se producen también —según el regidor— trapicheos con droga. Las iniciativas provocaron, sin embargo, un aluvión de defensores del 'cruising' en internet, destacando los beneficios del disfrute sexual en libertad y en plena naturaleza.

CIUDAD. De momento no se produjeron quejas en Lugo sobre la práctica del cruising aunque sí hay constancia, a través de la red, de distintos lugares donde son habituales estos encuentros sexuales fortuitos. De este modo, según www.gays-cruising.com, existen diez puntos, en el entorno de la capital lucense, donde se producen estas quedadas tanto áreas al aire libre como en zonas cerradas. Entre las áreas verdes, están el parque de Os Paxariños (de tarde y con "afluencia media", dice la web), las cuestas del parque Rosalía de Castro (por las noches), el parque Marcos Cela (todo el día) y donde —según los comentarios— "hay gays haciendo deporte muy machos y muy sumisos", detrás de la Biblioteca Intercentros y de la facultad de Veterinaria (todo el día y afluencia media) y en el monte Segade (viernes, sábados y domingos).

Entre los sitios públicos cerrados, www.gays-cruising.com cita en Lugo varios baños públicos como los de la estación de autobuses (por las tardes), los de la estación de tren (todo el día y "con una afluencia alta", dice la web), los de los centros comerciales As Termas y Abella (este último también con "afluencia alta" y todo el día) y también los del Hula.

PROVINCIA. En cuanto al resto de la provincia, la web refiere, entre otros, estos lugares: en Sarria, en la calle Calvo Sotelo, 117 "y con el periódico en la mano"; en el área de descanso de Baralla; en otra zona arbolada, en la ponte Aira, muy cerca de la salida 451 de la A-6; en el observatorio de aves de A Lagoa, en A Feira do Monte (Cospeito); en el mirador de Mondoñedo; en el área de descanso de Figueras, ya en Asturias, después de pasar A Ponte dos Santos; en los baños de la playa de Llas, en Foz; en el pinar de la playa de Os Alemáns y en el parque detrás de la Casa del Mar, en Burela, y en la punta de Pardiñas, en el municipio Viveiro.

Veinte enclaves en Lugo conforman el circuito de sexo en áreas...