Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Imputan una segunda agresión sexual al asaltante de la rúa San Pedro y lo envían a prisión

El acusado por los intentos de agresión sexual en San Pedro y O Carmen, abandonando los Juzgados. VICTORIA RODRÍGUEZ
El acusado por los intentos de agresión sexual en San Pedro y O Carmen, abandonando los Juzgados. VICTORIA RODRÍGUEZ

La actuación de los vecinos fue fundamental para evitar que consumara el terrible delito ►La víctima de O Carme lo ha reconocido en dependencias policiales

El juez decretó este mediodía el ingreso en prisión del detenido por  intentar agredir sexualmente a una joven en un portal de la céntrica Rúa San Pedro de Lugo en la madrugada del pasado viernes.

Al detenido también le imputan otro intento de violación a una joven que tuvo lugar en el barrio de O Carme de la capital lucense a finales de agosto, tras identificarlo la víctima en dependencias policiales.

LA AGRESIÓN. Según testimonios recogidos en las inmediaciones, la víctima se dirigía a su vivienda, después de dejarla un taxi en la Porta de San Pedro y, justo al llegar al portal fue empujada por su agresor, que se le acercó y se abalanzó ya directamente sobre ella en el portal.

La mujer, de entre 30 y 40 años, comenzó a gritar mientras que el hombre le quitaba la ropa con ánimo de agredirla sexualmente. Los gritos eran tan fuertes que se enteraron el resto de los vecinos del edificio.

Uno de ellos bajó a ver qué pasaba y se encaró al agresor, que huyó. Otro más llamó a la Policía Nacional, que acudió rápidamente al lugar iniciando una persecución, en la que participó un vecino, que finalizó con la detención del individuo en Campo Castelo.

La víctima fue atacada en el portal de su edificio, cuando regresaba de noche a casa, sola, y tras dejarla un taxi a unos metros

La violación no se llegó a consumar gracias a la intervención vecinal. La chica tampoco sufrió lesiones importantes, según testimonios de su entorno, aunque está muy nerviosa y está muy arropada por su familia.

Entre tanto, el detenido -al parecer, un trabajador de la construcción, de unos 30 años y de origen rumano- permaneció este viernes en los calabozos de la comisaría.

El suceso causó un gran estupor en la calle San Pedro donde comenzó a correrse la voz rápidamente durante la jornada de este viernes sobre lo que había pasado la noche anterior.

El comentario generalizado era la inseguridad que sufren las mujeres en los últimos meses. En solo tres meses, este es el tercer intento de agresión sexual que se produce en la capital. En los tres casos, las víctimas son mujeres de entre 30 y 40 años que se dirigían solas y de noche a sus casas.

La Policía investiga si el detenido pudo haber sido también el autor de los otros dos ataques a mujeres, cometidos en O Carme y en As Gándaras. Por ese motivo, la Policía citó a algunos testigos y la víctima del intento de violación cometido el pasado 25 de agosto en O Carme, con el fin de someter al detenido a una rueda de reconocimiento y determinar si el hombre pudo haber llevado a cabo también los otros dos ataques. Los testimonios hablan de que las características físicas del agresor de O Carme son similares a las del detenido en el centro, pero no hay conclusiones aún.

El portavoz policial confirmó este viernes que no se descarta esta posibilidad, aunque recalcó que por el momento resulta «prematuro y aventurado» imputarle otros casos al detenido.

OTROS CASOS. Al igual que sucedió en la madrugada de este viernes, las otras dos víctimas lograron zafarse de su agresor pidiendo ayuda a los vecinos, tanto en O Carme como en As Gándaras. El primer intento tuvo lugar a finales de junio, cuando una mujer de 30 años de edad tuvo que ser asistida tras conseguir huir de un presunto violador cuando caminaba por el entorno de la confluencia de la Ronda Norte con As Gándaras. La víctima logró pedir auxilio en una casa de la calle Miñato, desde donde alertaron a la Policía Nacional.

Según denunció la mujer, un desconocido la golpeó y la tiró al suelo con violencia. Acto seguido, le arrancó la chaqueta y logró sacarle el cinturón del pantalón. Sin embargo, mientras el agresor intentaba bajarle la ropa, la víctima consiguió zafarse y huyó corriendo del lugar, visiblemente afectada.

Dos meses después de este suceso, en la madrugada del pasado 25 de agosto, una mujer que caminaba por la Rúa Poeta Noriega Varela fue asaltada por un hombre, que intentó arrastrarla hacia un descampado de la zona de O Carme. La víctima comenzó a gritar con toda sus fuerzas y logró llamar la atención de varios vecinos, que inicialmente pensaron que se trataba de una discusión de pareja. Aun así, algunas personas salieron a las ventanas y ya vieron que la mujer estaba en apuros, por lo que llamaron a la Policía.

Sin embargo, en este caso la rápida intervención de una pareja -que se disponía a entrar en su casa de Estaca de Bares- resultó crucial para disuadir al agresor. Los jóvenes escucharon los gritos de una chica pidiendo auxilio y no dudaron acercarse, por lo que el desconocido soltó a la mujer y acabó huyendo hacia el Regueiro dos Hortos, perdiéndosele la pista.

ARRESTOS. La detención en Lugo de otro presunto agresor sexual se produce tan solo dos meses después de que la Policía Nacional cerrara el caso del violador que actuó hace dos años en la zona de Augas Férreas y que puso en vilo a toda la ciudadanía.

El supuesto violador -un búlgaro de 26 años de edad que había trabajado como instalador de telefonía en la capital lucense- fue detenido como supuesto autor de una violación consumada y otros dos intentos, todos ellos cometidos en el mismo inmueble de la capital .

La presencia de un violador en serie sembró en pánico en la ciudad a finales de 2016 y obligó a cambiar de hábitos a muchas mujeres, entre ellas un gran número de universitarias, ya que los ataques se registraron en una zona en la que residen muchos estudiantes.

Finalmente, y tras dos años de investigación, el presunto violador fue detenido el pasado 6 de julio por grabar a una chica con su móvil en Benidorm y la Policía, atando cabos, lo relacionó rápidamente con los tres ataques que habían sido registrados en Lugo.

Imputan una segunda agresión sexual al asaltante de la rúa San...