martes. 01.12.2020 |
El tiempo
martes. 01.12.2020
El tiempo

Los vecinos de Quinta de Pérez están atrapados por una fuga de agua

José Luis Folgueira recoge el agua que inunda su bajo. XESÚS PONTE
José Luis Folgueira recoge el agua que inunda su bajo. XESÚS PONTE
El Concello rechaza hacer obras en la Quinta de Pérez al considerar que es suelo privado

José Luis Folgueira es uno de los vecinos de Otero Pedrayo, en la Quinta de Pérez, que llevan casi un mes atrapados por una fuga en la red general de aguas que les está inundando los garajes. Una fuga sobre la que el Concello se niega a actuar al considerar que tanto la acera como las cañerías afectadas son propiedad privada, ya que dicha urbanización nunca fue entregada al Concello.

"Si pagamos el agua y los servicios al Concello, al menos lo podrían arreglar", razona José Luis, impotente ante un problema que amenaza con ir a más. "Claro que pagan el agua, la luz o la recogida de basuras", replican fuentes oficiales municipales, "porque son servicios que se les dan, pero las infraestructuras son suyas porque nunca entregaron la urbanización, es privada. Por lo que sabemos, hay vecinos que se oponen y mientras tanto el Concello no puede pagar obras en una urbanización que es privada".

La fuga, explica este vecino, se detectó hace unas semanas, "aunque en principio pensamos que eran los bajantes del propio edificio. Pero cuando llamamos a los del seguro, nos dijeron que era una fuga de la red general". En estas circunstancias, los vecinos avisaron a los servicios municipales, que enseguida enviaron un equipo de la brigada de aguas. Pero cuando llegaron y comprobaron la situación "nos dijeron que ellos allí no tocaban, que era propiedad privada", relata José Luis. "Incluso", recuerda, "me avisaron ellos mismos de que iba a ir a peor y a salir mucha más agua en el garaje, que se van a terminar inundando".

Según la versión del vecino, se volvió a llamar al seguro comunitario, que ahora alega problemas de permisos municipales que complican la intervención, que tendría que incluir levantar la acera de la calle y arreglar las canalizaciones. "Las tuberías, además, son de fibrocemento, que tiene amianto, por lo que son trabajos muy complicados", lamenta José Luis.

Este vecino, que lleva más de 40 años residiendo en la Quinta de Pérez, es consciente del problema que arrastra esta urbanización que, después de más de medio siglo, sigue sin entregarse al Concello, pero considera que este "debería canalizar como es debido".

Los vecinos de Quinta de Pérez están atrapados por una fuga de agua
Comentarios